Al que desfiguró a su pareja sólo le dictaron prohibición de acercamiento

Carlos Gabriel Aybar, quien el sábado desfiguró, apuñaló y arrastró por la calle a su concubina en el barrio Pietrobelli, recuperó ayer la libertad después de la audiencia de control de detención. Se le imputaron lesiones leves agravadas por la relación de pareja y ensañamiento, un delito que según la ley tiene expectativa de pena excarcelable. La juez Gladys Olavarría le dictó prohibición de acercamiento por 90 días.

Carlos Gabriel Aybar, de 28 años, quien detenido el sábado a la mañana en el barrio Pietrobelli, luego de ser denunciado de haberle desfigurado el rostro de su pareja, apuñalado en piernas y brazos y arrastrado por las calles, ayer recuperó la libertad.
Fue luego de la audiencia de control de detención en la Oficina Judicial. La misma fue presidida por la juez Gladys Olavarría, el Ministerio Público Fiscal fue representado por Heriberto Fitzimons y el imputado fue asistido por el abogado de la Defensa Pública, Ricardo Amado.
Según las actuaciones policiales que abrieron la investigación, el sábado a la mañana Aybar golpeó a su pareja en reiteradas oportunidades en la vivienda que ambos compartían y luego la agredió también en la calle.
La pareja reside junta de manera alternada dese hace unos dos años. El sábado a las 9:30, cuando la policía de la Seccional Segunda llegó hasta Alem y Alvear tras el alerta de testigos, sorprendió a Aybar descartando un elemento en una vivienda. Tenía manchas de sangre en su ropa y fue señalado por los vecinos como el autor de los golpes y lesiones a la mujer, por lo que fue detenido.
La víctima, de 20 años, bajó desde la parte alta del barrio ayudada por su hermana mayor para poder ser asistida por una ambulancia. Presentaba dos lesiones sangrantes, una en el brazo izquierdo y la restante en la pierna izquierda. Según la policía, la joven tenía el rostro desfigurado y presentaba raspaduras como signo de haber sido arrastrada, por lo que fue hospitalizada. Ayer la joven ya estaba recuperándose y las lesiones fueron certificadas como leves. Se le dio intervención a Comisaría de la Mujer.

USO UNA LANZA
PARA CORTARLA
En el patio de la vivienda donde el sospechoso descartó el elemento se secuestró un cuchillo adherido su mango a un trozo de palo de escoba, tipo lanza. El arma blanca es similar a la que se utiliza en los duelos "tumberos".
Ayer Aybar recuperó la libertad en los estrados judiciales. La Fiscalía no solicitó la prisión preventiva del sospechoso porque el delito por el que se lo investiga tiene una expectativa de pena excarcelable –lesiones leves agravadas-. Por eso solo se solicitaron medidas sustitutivas como la prohibición de acercamiento.
Aybar, según los informes con los que cuenta Fiscalía, no tiene antecedentes computables. Sin embargo, registra algunos en Trelew entre sus legajos. De todos modos, la policía lo considera uno de los jóvenes conflictivos del barrio Pietrobelli.
La juez Gladys Olavarría le otorgó seis meses de plazo de investigación a la Fiscalía y le dictó 90 días de prohibición de acercamiento a Aybar de su pareja, por lo que fijó un nuevo domicilio. Fuentes consultadas sostienen que en la práctica no hay ninguna autoridad que haga efectiva este tipo de prohibiciones de acercamiento con servicios que incluyan contención y prevención. Incluso ayer mismo a la tarde la policía recibió denuncias de que Aybar habría estado lanzando piedras contra la vivienda de la víctima.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico