Alberto Melián le dijo adiós a Río

El cordobés perdió por nocáut en el primer round y de esa manera el boxeo argentino se quedó sin representantes en los Juegos Olímpicos.

El cordobés Alberto Ezequiel Melián perdió ayer por nocáut técnico en el primer round con el uzbeco Murodjon Akhmadaliev, en un combate de cuartos de final de la división hasta 56 kilos, y de tal manera el boxeo argentino le dijo adiós a los Juegos de Río 2016.
Melián fue derribado con una potente izquierda a la cabeza, se reincorporó y tras una sucesión de cruces perdió el protector bucal, momento en el que el árbitro irlandés Michael Gallagher inició la cuenta de protección hasta detener el combate pese a las protestas del argentino.
El muchacho oriundo de Villa Dolores aparentaba estar en condiciones de continuar combatiendo, lo que enfatizó al término del combate: "estoy recaliente. Estaba para seguir y me paró la pelea. Le decía que se me había caído el bucal y él seguía con la cuenta".
No hubo tiempo para más preguntas porque visiblemente nervioso se fue a los camarines pidiendo disculpas por estar con "mucha bronca".
La misma que manifestó el entrenador Fabián Escalada, quien enfatizó que "se le había caído el bucal y el árbitro no lo vio. Además, faltaban segundos para terminar la vuelta. No sé porqué no le dio la chance de recuperarse".
Al margen de la discutible decisión del árbitro el uzbeco, serio candidato a la medalla dorada, era superior y aprovechaba la tendencia del argentino de pelear con el brazo izquierdo muy bajo, algo no recomendable en el boxeo olímpico, en el que se prioriza la pelea y no la técnica.
Con la caída de Melián, el boxeo argentino se quedó sin representantes y sin poder conseguir una medalla, algo que le niega desde los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, cuando el mendocino Julio Pablo Chacón se llevó el bronce compartido con Floyd Mayweather en la misma categoría.
Antes se despidieron del Pabellón 6 del Ríocentro, en la zona de Barra de Tijuca, Leandro Blanc en 49 kilos; Alberto Palmetta en 69, Ignacio Perrín en 60, todos en primera ronda; Yamil Peralta en segunda ronda de 91 y Fernando Martínez en primera de 52.
A Melián, de 26 años e hijo del ex campeón argentino y sudamericano welter Jorge Melián, le queda el consuelo de haber sido el pugilista nacional que más lejos llegó, ya que superó 3-0 por decisión al ghanés Abdul Omar y también por 3-0 al tunecino Bilel Mhamdi, en un combate que se interrumpió en el segundo round por un choque de cabezas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico