Alcaín: "sigo con la misma ambición"

Luego de su abrupta salida de Huracán, el arquero de 29 años se ilusiona con desplegar una gran campaña con Ameghino en el Federal B. "Hoy estoy en un club que también tiene su ambición, su proyecto, sus ganas de afrontar un torneo que es nuevo para ellos. Voy a poner mi granito de arena, a aportar la poca o mucha experiencia que uno formó a través de los años", aseguró.

por Lorenzo Martins
l.martins@elpatagonico.net
José Luis Alcaín inició una nueva etapa, con la entereza y capacidad de siempre, en un nuevo club pero con el mismo objetivo: dar lo máximo e ir por los mayores logros.
El ex arquero de la Comisión de Actividades Infantiles tuvo una sorpresiva salida de Huracán y ahora ya se entrena con Florentino Ameghino, que afrontará el torneo Federal B al igual que el "Globo", la CAI y Jorge Newbery.
El "Chila" recibió a El Patagónico en su departamento y habló sobre la forma en que tuvo que irse de Huracán, dolido, pero siempre con tono sereno y de manera respetuosa. Y, obviamente, se refirió a su nuevo presente.
"Hace una semana mi cabeza estaba puesta en Huracán, pero por determinadas cuestiones ahora me encuentro en un nuevo club. Sigo con las mismas ganas, con la misma ambición que tenía en Huracán", aseguró.
El arquero oriundo de General Pico, La Pampa, fue descartado por el técnico del "Globo", Leonardo Herrera, cuando menos se lo esperaba. "Me sorprendió que 'Leo' haya dicho que no me iba a tener en cuenta futbolísticamente, porque nunca me lo había manifestado", reconoció, refiriéndose a una nota publicada por este diario.
Sin embargo, admitió que surgió un entredicho al momento que Alcaín le planteó a Herrera su malestar porque el club estaba buscando refuerzos, sin tener en cuenta cuál era la situación del plantel. El planteo no fue hecho a la dirigencia porque el presidente de Huracán, Ariel Vidal, estaba atravesando un duro momento personal por el fallecimiento de su esposa.
"Tuvimos un entredicho por cuestiones que tendría que haber hablado con los dirigentes, pero como pasó esto con el 'Cucha' (Vidal), fui a plantearle al técnico por qué estaban llamando a jugadores de otros lados y no nos respetaban a nosotros", explicó.
Asimismo, agregó: "Iban pasando los días y estábamos con una incertidumbre enorme. Le fui a plantear eso y me dijo que no estaba al alcance de hacer nada, así que pegué media vuelta y me fui. Se juntaban a almorzar, pero me fui porque mi señora trabaja, tenemos una niñera y hay que acortar todo gasto porque no sabía si seguía en el club y cómo seguía. Se enojó porque no me quedé a almorzar".
El arquero propuso tomar distancia y dialogar con la dirigencia, pero la decisión estaba tomada. "Pensé que era sentarme y hablar con los dirigentes. Nunca pensé que al otro día iba a salir diciendo 'Leo' que me daba de baja por cuestiones futbolísticas", lamentó.

EL REENCUENTRO CON ORLANDO PORTALAU

Ahora, Alcaín se reencuentra con Orlando Portalau, actual técnico de Ameghino y ex de Huracán, a quien conoció cuando "Pocho" era asistente de Dalcio Giovagnoli en la CAI, en la B Nacional, y "Chila" era una joven promesa "azzurra".
"Cuando llegué a la CAI había asumido Dalcio. Estaba 'Pocho', Pablo Sierra, que también está en Ameghino. Después me llamó cuando agarró Deportivo Madryn, pero no se pudo dar porque seguí en Huracán. Ahora se dio, le conté lo que me pasó, me preguntó si estaba interesado en afrontar el desafío en Ameghino y le dije que sí, porque me quería quedar en Comodoro", comentó.
Y asume un nuevo compromiso en una institución que crece día a día. "Hoy estoy en un club que también tiene su ambición, su proyecto, sus ganas de afrontar un torneo que es nuevo para ellos. Voy a poner mi granito de arena, a aportar la poca o mucha experiencia que uno formó a través de los años", afirmó.
"Estoy contento por cómo me recibió el grupo, porque 'Pocho', 'Dani' (Sciutti, entrenador de arqueros) y (el presidente, Angel) Capurro se fijaran en mí. Sabía que iba a un club ordenado que quiere hacer bien las cosas, con los pies sobre la tierra, con su gimnasio, cancha de sintético, cancha de parquet, vestuarios para los planteles. Me encontré con un club con infraestructura avanzada, y eso va a acompañado por lo deportivo", enfatizó.
Sus objetivos, más allá de lo deportivo, tienen que ver más con lo personal. "Mi expectativa, hoy por hoy, es la tranquilidad de mi señora y de mi hijo (4 años), y por sobre todas las cosas, la liberación de mi cabeza", sentenció.
Comienza una nueva etapa para el "Chila" Alcaín, pero con una gran carga emotiva que le infla el pecho. "Me han llamado del valle, me han llamado técnicos solidarizándose con la situación mía. Eso me sorprendió, porque uno está tan metido en una cosa que no ve lo que va generando en el otro. Me mandaban mensajes, me llamaban diciendo 'tranquilo, ya va a salir algo', y todo eso a uno lo llena", remarcó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico