Alerta por la cantidad de casos de pornografía infantil y grooming

Las víctimas suelen ser niñas y adolescentes de entre 8 y 16 años de edad, con un nivel sociocultural medio-alto, y suelen recibir "innumerables" consultas de mujeres mayores de edad sobre quienes han publicado en Internet fotos o videos con contenido sexual.

El 87 por ciento de los casos que ingresan a la fiscalía de Delitos Informáticos de la Ciudad de Buenos Aires están relacionados con menores afectados por los delitos de grooming y distribución de pornografía infantil en Internet, anunció Daniela Dupuy, fiscal a cargo de esa dependencia, durante un espacio de diálogo en la Semana de la Ciudadanía y la Alfabetización Digital.

"En la actualidad, el 87,2% de los casos que ingresan a la fiscalía de Delitos Informáticos (que además recibe denuncias por daño informático) incluye a niños, niñas o adolescentes que se encuentran afectados por los delitos de distribución de pornografía infantil en Internet y grooming", resaltó Dupuy.

El impacto de estos delitos, así como los contenidos digitales estereotipados (la diferenciación de videojuegos para chicos y chicas, por ejemplo) y el potencial de la tecnología para reducir inequidades de género fueron los tres ejes sobre los que hoy trabajaron representantes del Gobierno y de ONGs, durante un encuentro que tuvo lugar en el Centro Cultural de la Ciencia.

Esta actividad estuvo enmarcada en la Semana de la Ciudadanía y la Alfabetización Digital, bajo el lema "Tecnología para un Mundo Mejor", que desde el lunes tiene lugar en Buenos Aires y es impulsada por la organización Chicos.net.

Dupuy explicó que los delitos de grooming y distribución de pornografía infantil están vinculados y que el primero puede desencadenar en el segundo: cuando un adulto acosa a un menor por Internet para pedirle fotos o videos en situaciones eróticas o sexuales, luego existe la posibilidad de que publique ese material en la red.

"Se trata de la etapa de extorsión al menor, cuando el acosador lo amenaza con frases del estilo 'si no me seguís enviando más fotos las voy a publicar y todos tus amigos las van a ver'", advirtió la fiscal.

Las víctimas suelen ser niñas y adolescentes de entre 8 y 16 años de edad, con un nivel sociocultural medio-alto, informó Dupuy, y agregó que también suelen recibir "innumerables" consultas de mujeres mayores de edad sobre quienes han publicado en Internet fotos o videos con contenido sexual.

"En la mayoría de estos casos, los acosadores suelen ser ex o actuales parejas, y pueden tratarse de situaciones aisladas o formar parte de un círculo de violencia hacia la mujer", distinguió Dupuy.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico