Alertan por la fuerte radiación solar en la Patagonia

Rige hasta este viernes para toda la región patagónica -aunque en especial para Tierra del Fuego y sur de Santa Cruz- una alerta por los elevados niveles de radiación ultravioleta.

Rige hasta este viernes para toda la región patagónica -aunque en especial para Tierra del Fuego y sur de Santa Cruz- una alerta por los elevados niveles de radiación ultravioleta que llegan a la superficie terrestre, a causa de un inusual adelgazamiento de la capa de ozono, el escudo natural que nos protege no sólo a los humanos, sino también a los animales y las plantas, de los rayos más perjudiciales del sol.

El agujero de ozono Antártico es este año "uno de los más grandes de la historia" y volverá a afectar el sur de la Patagonia hasta el viernes con el consecuente aumento de los valores de radiación ultravioleta, cuyos índices máximos serán "del orden de 12", equivalente a "alerta extrema", informó ayer el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El SMN prevé que "entre el 17 y el 20 de noviembre se alcancen índices máximos de radiación UV del orden de 12, que corresponden, según la escala internacional, a alerta violeta o extrema", y advirtió que el fenómeno afecta "prácticamente a toda la Patagonia, siendo más intenso en la región sur de Santa Cruz y Tierra del Fuego".

"El agujero de ozono del 2015 es uno de los más grandes de la historia, el vórtice polar aún hoy (por ayer) alcanza una extensión de aproximadamente 18 millones de kilómetros cuadrados, bien por encima del promedio, alcanzando un pico de unos 27 millones de kilómetros cuadrados en los primeros días de octubre (ver foto). La recuperación total de los valores de ozono se estima para más allá de mediados diciembre", detalló el SMN.

El agujero de ozono "se forma cada año (de septiembre a noviembre) alrededor del polo sur. No es exactamente un agujero, es más una zona con niveles de ozono muy bajo. Por la dinámica atmosférica, el tamaño y la forma cambia diariamente", explicó el meteorólogo holandés Bas Mijling.

Según precisó, estos niveles tan altos de radiación, "valores que solamente se encuentran por ejemplo en Buenos Aires en pleno verano", no se registraban en el sur del país desde 2011.

EXTREMAR LOS CUIDADOS

Así, pese a que las temperaturas no sean altas, el SMN recomendó a los habitantes de la Patagonia usar protección solar, gorros y anteojos de sol.

Un informe del SMN indicó que aunque la concentración de sustancias que destruyen el ozono se ha reducido en un nueve por ciento respecto a los valores máximos alcanzados en el 2000, los compuestos restantes y otras sustancias tienen aun un gran impacto sobre el ozono antártico, ya que pueden permanecer en la atmósfera por más de 50 años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico