Alertan que la temperatura global subirá 7°

Es la conclusión de un estudio que estimó el impacto a futuro de la actual emisión de gases.

Los avances en la tecnología no dejan de asombrar. Esta vez le tocó el turno a la investigadora de la Universidad Stanford Carolyn Snyder, quien publicó en la revista Nature una reconstrucción de temperaturas medias globales de los últimos dos millones de años. De ese trabajo se desprende una enorme preocupación para nuestro planeta: que los niveles actuales de emisión de gases de efecto invernadero podrían contribuir a un alza de la temperatura global en el futuro de entre 3 y 7 grados centígrados.

Esta previsión está recogida en un estudio desarrollado por la investigadora en la Universidad de Stanford en California (EE.UU.), en el que se calculó la temperatura media de la superficie global (GAST, sus siglas en inglés) durante los pasados dos millones de años y que se trata de la reconstrucción continua y más extensa de la GAST efectuada hasta la fecha.

"La reconstrucción del clima de la Tierra tiene gran influencia sobre nuestro conocimiento respecto a la dinámica y sensibilidades del sistema climático", explica Snyder. Además, recuerda, la reconstrucción ininterrumpida de la GAST durante los "ciclos glaciales" no había sido posible hasta ahora. Para superar estas barreras, Snyder recurrió al análisis de una base de datos compuesta por más de 20.000 reconstrucciones de la temperatura del mar obtenida en 59 núcleos de sedimento oceánico.

Snyder constató que las temperaturas cayeron gradualmente hasta hace unos 1,2 millones de años, si bien ese proceso de detuvo entonces. Este dato, apunta, sugiere que el enfriamiento global no fue el único factor causante de la transición entre el pleistoceno inferior y el superior, ocurrida hace entre 1,25 y 700 millones de años, cuando el clima de la Tierra pasó de ciclos glaciales de 41.000 años a ciclos de aproximadamente 100.000 años.

Manuel Jaramil, Director del Departamento de Conservación y Desarrollo Sustentable de la Fundación Vida Silvestre, en Argentina, opinó que: "esto lo están estableciendo muchas investigaciones. Es una situación compleja y si no llegamos a reducir la temperatura 1,5° el desenlace de las especies va a ser catastrófico". Y luego enfatizó, "un tema fuerte a nivel social es que una parte de la población vive en lugares vulnerables a los efectos del cambio climático, como por ejemplo quienes moran al borde de los arroyos. Para esta gente es necesario tomar medidas de adaptación al cambio climático, porque corren riesgo de vida".

Volviendo a la investigadora, sostiene que al combinar esta reconstrucción con registros atmosféricos de dióxido de carbono (CO2), la proyección indica que la GAST podría aumentar en el futuro ente 3 y 7 grados centígrados, incluso si las concentraciones de CO2 se estabilizan en los niveles actuales.

Es más, el período que va desde enero a junio de este año fue el semestre con la temperatura media más alta en la superficie de la Tierra desde que existen registros directos, en 1880, con 1,3 ºC superior a las ocurridas en las últimas décadas del siglo pasado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico