Alicia Kirchner advirtió que asume una provincia financieramente "quebrada"

La flamante gobernadora prestó juramento el jueves por la noche en una ceremonia que se realizó en el SUM del Instituto María Auxiliadora de Río Gallegos, donde también lo hizo el vicegobernador Pablo González y los nuevos ministros de gabinete. Estuvo presente la ex jefa de Estado, Cristina Fernández, y el ahora ex gobernador Daniel Peralta. El discurso de Alicia Margarita Kirchner fue reflexivo, dado que trazó un serio panorama financiero que afronta la provincia, pero también asumió el compromiso de trabajar para lograr sustentabilidad y desarrollo.

Caleta Olivia (agencia)
La flamante mandataria prestó juramento exactamente a las 20:45 y lo hizo "por Dios, por la Patria y por la memoria de Néstor (Kirchner)" siendo aplaudida y ovacionada por centenares de militantes del FpV, invitados especiales e incluso por autoridades salientes, entre ellos el vicegobernador Fernando Cotillo.
El primero en hablar fue Pablo González, quien asumió la conducción de la Asamblea Legislativa y de manera especial se dirigió a Cristina, de la cual dijo que "para mí siempre será mi Presidenta".
También destacó la asistencia de Carlos Zannini y del gobernador saliente, Daniel Peralta.

CRUDA REALIDAD
En la apertura de su discurso, Alicia dijo que "me toca hoy como le tocó a Néstor Kirchner aquel 10 de diciembre de 1991 estar al frente de esta responsabilidad y quiero compartirla con ustedes porque el desafío es lograr que de una vez por todas en Santa Cruz haya crecimiento y que su potencialidad empiece a desarrollarse".
En ese sentido remarcó que "la producción y la industria deben generar empleo genuino ante un modelo agotado que no nos permite crecer y que es el practicado en los últimos años: el del empleo público".
Fue entonces cuando precisó que "hoy los ingresos de Santa Cruz se ven superados ampliamente por la masa salarial que se destina a sus empleados y jubilados" y por ello evaluó que "este modelo no da para más, no es ésta la provincia que queremos, está quebrada en sus finanzas".
Al mismo tiempo sostuvo que "en estos cuatro años hay que generar empleo de acuerdo al perfil productivo de cada región de la provincia, poniéndole valor agregado de los productos en nuestra tierra".
"El Estado debe recuperar su rol activo promotor, regulador y de control superando las asimetrías regionales", afirmó.

"NI DEMAGOGIA NI MAGIA"
En otro pasaje de su discurso puso de relieve que "la conducción de la provincia implica un equilibrio entre derechos y obligaciones de todos los sectores, haciendo eje en la política puesta al servicio del bien común".
Planteó que se debe fortalecer la educación, recuperar el sistema de salud pública, tener mayor prevención y logística para la seguridad ciudadana.
"No creo en otra fuerza que no sea el trabajo y por ello, no van a encontrar en mí demagogia ni tampoco magia. Santa Cruz no la está pasando bien, hay angustia, pero siento en este momento que tenemos la fuerza de los que no bajan los brazos", puntualizó.
Asimismo dejó en claro que pretende dejar al término de su mandato "una provincia sustentable, lista en su infraestructura para despegar definitivamente y no como hoy, sujeta a variables que la hacen dependiente del poder central".
Tras ello, dirigiéndose a todos los habitantes de la provincia que seguían las alternativas por cadena de radio y televisión, manifestó que "las arcas provinciales están quebradas" ya que los ingresos que se reciben son menores a lo que se paga en sueldos en la administración pública, por lo cual sostuvo "lo que se necesita es organización y no ajuste".
"No les vengo a prometer una solución enseguida porque sería mentirles, pero sí les prometo que me encontrarán en primera fila para construir, quiero ser responsable como lo he sido toda mi vida. No quiero más una provincia dependiente, aunque obviamente al principio tendré esa dependencia del Gobierno nacional, esperando que el nuevo presidente Mauricio Macri nos siga asistiendo como lo hicieron en su momento todos los meses Néstor y Cristina, hasta que progresivamente salgamos solos".
En los tramos finales de su alocución, instó a los santacruceños a mantener en algo la autoestima y afirmó que "yo vengo a gobernar no a gerenciar, con convicción, con firmeza y también con amor, por eso los convoco a encontrar las coincidencias".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico