Alicia Kirchner anunció proyectos para "reconstruir a Santa Cruz"

La gobernadora instó a estrechar vínculos entre los propios santacruceños por encima de banderas políticas al dejar inaugurado ayer el período de sesiones ordinarias de la Legislatura. Anunció un paquete de leyes para recuperar la economía provincial y reclamó a Nación que no detenga la construcción de las represas y la central termoeléctrica de Río Turbio. También cargó contra quienes difundieron versiones alarmistas sobre medidas contra trabajadores estatales.

Caleta Olivia (agencia)

Alicia Kirchner habló alrededor de 40 minutos y su discurso fue interrumpido en varias ocasiones por los legisladores del oficialismo y militantes que colmaron las graderías, donde también se encontraban el diputado nacional Máximo Kirchner y las senadoras María Ester Labado y Virginia García.
En las adyacencias al edificio parlamentario también se concentró un gran número de manifestantes de los gremios ADOSDAC (docentes), ATE y SOEM (municipales) que indistintamente llevan adelante reclamos laborales. Sin embargo, al margen de los previsibles abucheos, no se produjeron incidentes.
La mandataria provincial se ubicó junto al vicegobernador y presidente de la Legislatura, Pablo González, compartiendo previamente la ceremonia de izamientos de pabellones y la entonación del Himno Nacional.
REORDENAMIENTO
En uno de los capítulos medulares de su discurso, Kirchner anunció que el Ejecutivo elaboró varios proyectos de ley para que sean tratados en la Cámara de Diputados, los cuales tienen como objetivo el reordenamiento administrativo y financiero para "reconstruir" la provincia.
Concretamente se refieren a una actualización del Código Tributario, a una nueva norma que regule Tasas y Servicios, creación de la Agencia de Recaudación Provincial y al cobro de un impuesto provincial a los combustibles para ser utilizado en obras de infraestructura.
La mandataria había comenzado su discurso indicando que cuando asumió encontró a Santa Cruz "degradada en aspectos centrales", como la salud y la educación, atribuyendo ello a la gestión del ex gobernador Daniel Peralta, de quien dijo que forma parte de un mismo árbol político, "pero las ramas son diferentes".
Pese a todo, indicó que es necesario ponerse de pie y trabajar por la provincia, dejando constancia de que "no recurriremos al ajuste fiscalista para que las cuentas cierren de cualquier modo porque nos importa que nadie quede en el camino".
Por otra parte, remarcó que nadie debe esperar salidas mágicas y pidió paciencia para resolver la crisis porque "encontramos Santa Cruz degradada en aspectos centrales, encaminada a su propia destrucción".
OBRAS ESTRATEGICAS
En otro pasaje de su alocución, pidió a legisladores nacionales que representan a esta provincia que defiendan la continuidad de obras estratégicas para la provincia que han sido frenadas por el macrismo, entre ellas las represas sobre el río Santa Cruz y la central termoeléctrica de Río Turbio.
"Yo sola no puedo, a pesar de la responsabilidad que tengo", indicó por esas y otras cuestiones que hay que resolver para revertir problemas actuales y los que se heredaron de la anterior gestión provincial.
También puso de relieve que ella no había asumido la gobernación para generar enfrentamientos entre los propios santacruceños, "sino que vine a poner todo mi esfuerzo para unir", ya que no se puede reconstruir una provincia con una agenda permanente de enfrentamientos.
En ese sentido, consideró necesario recordar cómo a partir de la gestión de Néstor Kirchner como gobernador, Santa Cruz salió de estar en un plano de "periferia de la patria", por lo cual hoy también era necesario recuperar la identidad y avanzar en nuevos proyectos de educación, salud y producción, "demostrándole al país que somos capaces de construir nuestro propio futuro".
Al mismo tiempo, dijo que el pueblo "está harto de presiones y exigencias que generalmente se apaciguan en época de vacaciones", por lo cual lanzó un mensaje hacia aquellos que buscan conflictos permanentes, señalándoles que "con el odio no se construye".

CAJA DE PREVISION
Alicia Kirchner ocupó los últimos minutos de su discurso para desmentir categóricamente versiones propaladas a través de redes sociales, las cuales indicaban que ella tenía previsto anunciar ayer la transferencia de la Caja Previsión Social de la Provincia (jubilaciones) a la órbita de Nación, además de otras medidas que perjudicarían a los estatales.
Lamentó que muchas personas se hayan dejado engañar por quienes manipulan maliciosamente las redes sociales con la finalidad de instaurar "desorden e incertidumbre", propagando "mentiras, calumnias y rumores insidiosos", por lo cual los calificó de "profetas de la violencia".
En ese momento se levantó de su butaca y continuó dando su discurso de pie, diciendo a los detractores: "no cuenten conmigo para esas cosas porque tengo una historia personal y política que siempre fue en defensa de los trabajadores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico