Alicia Kirchner pide al gobierno nacional no discriminar a Santa Cruz

La gobernadora de la provincia de Santa Cruz se refirió a la exclusión que vive la provincia patagónica de la distribución de la coparticipación, asegurando que desde el primer día que viene solicitando adelante y "no ha recibido nada".

Alicia Kirchner reflexionó acerca de las motivaciones que llevaron a la sanción de leyes como la de Pago Soberano y Cerrojo: "era para que todos los acreedores tuvieran las mismas condiciones. Las deudas hay que pagarlas pero deben pagarse en iguales condiciones" y los "fondos buitre" no pueden ser tratados igual que los acreedores que se sumaron a los canjes de 2005 y 2010.

Al hablar de las consecuencias y el impacto que tendría el acuerdo, la gobernadora consideró que "es preocupante porque realmente se van a sacudir todas las arcas nacionales y provinciales con este pago".

Alicia Kirchner manifestó que deben priorizarse las deudas históricas que aún se tienen con las provincias, porque "aún tenemos mucho por hacer en nuestro país "

En ese sentido dijo que la propuesta del Gobierno central para que las provincias tomen deuda en el exterior solo "sirve para beneficiar la política monetaria del Banco Central y aumentar sus reservas". Se "pretende que las provincias nos endeudemos en dólares y yo creo que con ello hay que tener muchísimo cuidado" manifestó.

Respecto de la situación financiera de la provincia contó que se está intentando salir adelante con recursos propios "pero es imposible, necesitamos ayuda" como "cuando estaba el gobierno de Néstor y Cristina que siempre ayudaron a todas las provincias con obras, incluso con fondos, con adelanto de coparticipación".

El Gobierno ha enviado ayuda a nueve provincias, las cuales recibieron más de 10 mil millones de pesos en conceptos de coparticipación, expresó la gobernadora y recordó que "Santa Cruz viene pidiendo adelantos de coparticipación desde el primer día y no ha recibido nada".

Alicia Kirchner reconoció estar "limitada porque no recibo ningún tipo de ayuda" desde el gobierno central y agregó que "a esta altura parece triste decirlo en un gobierno democrático" pero "estamos sintiendo que vivimos una suerte de discriminación" y si bien "he hablado muchísimas veces, he sido atendida" no "hemos encontrado soluciones concretas y tenemos paralizadas las obras que es mano de obra, lo que para nosotros es fundamental."

La gobernadora explicó que en Santa Cruz la temporada de verano es cuando más se trabaja porque en el invierno en la Patagonia no se puede seguir con muchas obras. La economía local está siendo fuertemente perjudicada porque "ya pasaron casi cuatro meses con una suerte de paralización en el sector que perjudica profundamente Santa Cruz".

Al ser consultada por las versiones sobre despidos de estatales en la provincia, la gobernadora afirmó que lo que más le interesa a su gobierno es "el sostenimiento del empleo" y aclaró que "no hemos despedido absolutamente a nadie en la provincia de Santa Cruz."

Para terminar Alicia Kirchner expresó su deseo de no volver a los años 90 "donde vimos la cara más triste de las políticas neoliberales: el desempleo" y reafirmó su intención de seguir trabajando por Santa Cruz, sin dejar de pedirle al gobierno central lo que le corresponde a la provincia en cuanto a coparticipación. "Necesitamos ayuda de parte del Gobierno central y que no nos discriminen", dijo la mandataria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico