Alimentación saludable para reducir el estreñimiento

Pequeñas modificaciones en la forma de alimentación pueden reducir el estreñimiento evitando esta incómoda condición.

El estreñimiento se caracteriza por un vaciado intestinal lento, en el que la frecuencia de veces que se asiste a este acto natural es menor a las tres por semana y/o requiere de un esfuerzo para que suceda. Estadísticamente los más afectados por este problema son ancianos y mujeres.
Las consecuencias del estreñimiento son variadas, pero en la mayoría de los casos se encuentran asociadas a la dieta que, particularmente en occidente, carece de fibras y abunda en harinas, azúcares y grasas procesadas, por este motivo, leves cambios en las rutinas alimentarias pueden incidir positivamente en el tratamiento de un cuadro de estreñimiento.
El objetivo de todo tratamiento contra el estreñimiento es disminuir el tiempo de tránsito intestinal y aumentar la frecuencia de visitas al baño. En esta misión, las fibras son el principal aliado, ya que aceleran el tránsito estimulando el movimiento en el intestino y aumentando la cantidad y frecuencia defecatoria.
Producto también de la tendencia occidental a medicar, “para todo existe una pastilla”, se ha popularizado el uso común de laxantes concentrados, sean estos de origen natural o artificial. Pero, según especialistas, su utilización debería ser en momentos puntuales y no como una práctica habitual frente al estreñimiento, ya que los mismos inducen un vaciamiento traumático del intestino que puede barrer con la microbiota y vellosidad intestinal, trayendo aparejados problemas de absorción de nutrientes y digestión.
Un abuso de medicamentos para acelerar el tránsito intestinal y la evacuación puede devenir en un estreñimiento crónico aún mayor, ya que la memoria intestinal se vuelve perezosa y responde sólo a laxantes. Al intestino hay que educarlo mediante una dieta balanceada (rica en fibras) y ejercicio físico regular.
Frente a casos de estreñimiento crónico lo mejor es consultar con un profesional de la salud especialista en nutrición que asesore acerca de la mejor forma de modificar la dieta, adecuando el tránsito intestinal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico