Allanaron el domicilio de uno de los dos detenidos por amenazar a Macri por Twitter

La juez federal ordenó también realizar una pericia sobre un teléfono celular y una computadora secuestrada a los dos detenidos el fin de semana por publicar amenazas en árabe a través de la red social Twitter dirigidas al presidente Mauricio Macri, entre otros.

Efectivos policiales a las órdenes de la juez federal María Servini, allanaron ayer el domicilio de uno de los dos jóvenes que el sábado pasado fueron detenidos tras proferir amenazas contra el presidente Mauricio Macri a través de una cuenta de la red social Twitter, en la que simulaban ser yihadistas islámicos.
El procedimiento, llevado a cabo en una vivienda ubicada en el partido bonaerense de Tres de Febrero, estuvo a cargo del comisionado Gabriel Rojas, del área de Cibercrímen de la Policía Metropolitana, quien consignó haber secuestrado "una escopeta" en el lugar.
La juez federal ordenó también realizar una pericia sobre un teléfono celular y una computadora secuestrada a los dos detenidos el fin de semana por publicar amenazas en árabe a través de la red social Twitter dirigidas al presidente Mauricio Macri, entre otros.
Ambos detenidos fueron trasladados a primera hora de ayer a los tribunales de Comodoro Py 2002 donde fueron indagados por la magistrada, tras permanecer incomunicados desde que se los apresó, explicaron fuentes judiciales.
La magistrada los imputó por "intimidación pública" y dictó secreto de sumario aunque fuentes judiciales informaron que se ordenaron pericias a un teléfono y una computadora.
Las pericias estarán a cargo del área de Cibercrimen de la Policía Metropolitana.
Familiares de ambos detenidos aguardaron toda la mañana para verlos en la puerta del juzgado de Servini en el tercer piso de los tribunales junto a los abogados Roberto Damboriana y Miguel Pierri, que asisten a los acusados.
Uno de los detenidos, Walter Ovejero, defendido por Damboriana, trabajaría en un kiosco cercano a la zona donde fue detenido en Chacarita. El otro apresado, Miguel de Paola, será defendido por Pierri.
Ambos están acusados como autores de mensajes en árabe a través de Twitter, emulando al grupo terrorista ISIS, y alusivos a posibles ataques contra el presidente Macri, la Casa Rosada y un shopping porteño.
Bajo el hasthag #PrayForArgentina y desde la cuenta HassanAbuJaaf, los jóvenes mostraron fotos de posibles objetivos terroristas en Buenos Aires, entre los que se encontraban el Shoping del Abasto, el interior de un vagón de subte y la Casa Rosada.
En otro de los mensajes postearon una foto de explosivos que estaban dirigidos a Macri, al tiempo que otra imagen ilustraba a combatientes del Estado Islámico con armas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico