Allanaron la casa de la madre de los Lanatta y se llevaron computadoras y teléfonos

Respecto a la detención del ex líder de Hinchadas Unidas Argentinas, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, explicó que se debió a "una línea de investigación que tiene que ver con las conexiones de los hermanos Lanatta y Schillaci en el sur del Gran Buenos".

La casa donde viven la madre y la hermana de Christian y Martín Lanatta, en el partido bonaerense de Quilmes, fue allanada ayer a la mañana por los investigadores que participan de la búsqueda de los prófugos y secuestraron computadoras y algunos teléfonos celulares.
Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que el allanamiento fue realizado por personal de la Policía Federal a pedido del fiscal descentralizado de Brandsen, Mariano Sibuet, quien tiene a su cargo la causa que investiga el ataque a dos policías el 31 de diciembre en la localidad bonaerense de Ranchos y que tiene como imputados a los hermanos Lanatta y a Víctor Schillaci.
El procedimiento comenzó pasadas las cinco de la madrugada en una casa ubicada en la avenida Mitre 1637, de Quilmes, donde actualmente vive la madre de los Lanatta, llamada María Cristina Rodríguez, y la hermana María Florencia Lanatta.
El procedimiento se extendió casi cuatro horas, hasta minutos antes de las 9, cuando los pesquisas se retiraron del lugar con algunas cajas con elementos de importancia para la causa, dijeron las fuentes consultadas.
Según los investigadores, del lugar se secuestraron algunos teléfonos celulares y computadoras que ahora serán peritados.
Por otro lado, el abogado de Marcelo Mallo, detenido ayer durante uno de los 37 allanamientos de la víspera, aseguró que "no tienen nada para vincularlo con la causa".
Respecto a la detención del ex líder de Hinchadas Unidas Argentinas, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, explicó que se debió a "una línea de investigación que tiene que ver con las conexiones de los hermanos Lanatta y Schillaci en el sur del Gran Buenos Aires y quiénes podrían haber sostenido su logística en el tiempo en que se fugaron".
Sin embargo, José Novello, el abogado de Mallo y también de la hija y el yerno del barra de Quilmes, cuya casa también fue allanada, adelantó que no existe una conexión directa entre lo hallado durante el operativo realizado una semana después de la fuga y los tres prófugos.

EL BARRA SIGUE PRESO

El ex líder de la organización Hinchadas Unidas Argentinas, Marcelo Mallo, fue indagado tras ser detenido el domingo en el partido de Quilmes, en busca de los prófugos del triple crimen de General Rodríguez, y seguirá detenido.
Mallo declaró por la tenencia de armas de guerra por el titular de la fiscalía descentralizada de Brandsen, Mariano Sibuet, en el edificio de la avenida Sáenz Peña 817. El detenido llegó a la sede judicial a las 11.35 rodeado por efectivos policiales. "Está imputado por tenencia simple de arma de guerra. Las armas son legales, él no tenía las credenciales porque las tenía que ir a buscar al Renar", afirmó el abogado defensor José Novelo.
Respecto a los prófugos, Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci, el letrado afirmó que "no los conoce, nunca los vio" y que "lo agarraron por un tema político, no es barrabrava".
"Le rompieron la casa, le tiraron todo abajo", se quejó el defensor y afirmó: "Le hicieron un allanamiento, pero no conocemos los fundamentos".
Novelo pidió la excarcelación de su cliente y afirmó que la picana que le encontraron a su defendido "es legal, se la usa para defensa, antes que usar un arma de fuego".
Sibuet, el fiscal que indagó a Mallo, es el fiscal que investiga el ataque a balazos que sufrieron los policías Fernando Pengsawath (22) y Lucrecia Yudati (33) el 31 de diciembre en una ruta provincial a la altura de la localidad bonaerense de Ranchos, y que tiene como imputados a los prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez: los hermanos Martín y Christian Lanatta y a Víctor Schillaci.

BUSQUEDA CONTINUA

Ritondo aclaró que "el operativo de búsqueda continúa" y agregó: "Estamos trabajando en un comando unificado de fuerzas federales y la provincia, tenemos un control fronterizo y estamos saturando de fuerzas la zona donde se sospecha que pueden estar".
En declaraciones radiales, el funcionario provincial consideró justificó los cambios de autoridades en la Coordinadora Departamental de Investigaciones (CDI) de Quilmes, al asegurar que "hay sectores de la Policía de la Provincia que están trabajando bien y otros sectores que no están dispuestos a colaborar o tienen algún cierto grado de complicidad".
"La DDI (actualmente se la denomina CDI) de Quilmes no ha sido colaborativa. Hemos decidido reemplazar todo aquello que tengamos dudas de cómo está trabajando. Venimos diciendo que vamos a ir contra las mafias y dar pelea. Cambiamos la cúpula de policía cuando asumimos y elegimos al comisario general Pablo Bressi, y descabezamos a la cúpula del Servicio Penitenciario. Esto tiene consecuencias", dijo.
Por otra parte, aseguró que la fuga de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez "era imposible sin la complicidad del Servicio Penitenciario Bonaerense" y justificó el "descabezamiento" de la cúpula de ese organismo por parte de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico