Allanaron la casa a la que la víctima concurrió el viernes en la Fracción 15

Los investigadores efectuaron anoche una requisa en la vivienda de la hija del hombre que estuvo durante la jornada del viernes con Marcelo Hernández. Los testimonios de padre e hija se contradicen, aunque ambos afirman que estuvieron en esa casa. Secuestraron prendas de vestir y teléfonos celulares.
La Brigada de Investigaciones y la Seccional Quinta avanzaron así con una nueva diligencia en torno a la muerte de Hernández. Según los testimonios recolectados por el fiscal del caso, Adrián Cabral, la víctima junto a su amigo Luis Bolívar llegaron el viernes entre las 18 y las 19 al inmueble de la Fracción 15, en el suroeste de Comodoro Rivadavia.
Lo hicieron a bordo de un taxi. Según afirmó la hija de Bolívar a la policía, su padre y un amigo (Hernández) le golpearon la puerta y ambos estaban alcoholizados. Por esa razón les dijo que se retiraran y que lo hicieron en el mismo taxi en que llegaron.
Mientras, Bolívar declaró que una vez que ingresó a la casa de su hija salió a un negocio de la zona para comprar una bebida alcohólica, mientras Hernández se quedó en el mencionado domicilio. Al regresar el hombre ya no estaba, aseguró Bolívar.
En razón de esos testimonios contradictorios y en procura de sumar elementos a la causa se desarrolló ayer a partir de las 19 el allanamiento domiciliario.
El mismo estuvo encabezado por los jefes de la Brigada, subcomisario Juan Carrasco y oficial principal Pablo Lobos; y el jefe de la Seccional Quinta, comisario inspector Darío González. Tras revisar la vivienda se incautaron teléfonos celulares y prendas de vestir para ser analizados por la Policía Científica.
Se buscará determinar si dichas prendas tiene manchas de sangre. Los investigadores realizaron todas las averiguaciones del caso como si se tratara de un homicidio, aunque todavía no se determinaron las causas de muerte de Hernández.
Un aspecto a tener en cuenta es que desde el domicilio de la hija de Bolívar hasta el descampado existe poco más de un kilómetro de distancia. Ahora resta conocer qué hizo Hernández luego de visitar esa vivienda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico