Allanaron la casa de un policía que vivía con uno de los investigados por droga

En los operativos por narcotráfico que llevaron a la Brigada de Drogas Peligrosas a detener primero a siete personas y luego a la "dealer" de la banda, trascendió que una de las diligencias se realizó en la casa de un efectivo de la Policía del Chubut, donde residía uno de los investigados ya que es familiar de su pareja. Desde la Unidad Regional sostienen que el empleado "es un buen policía" y que no le encontraron pruebas de algún delito.

Ayer compareció ante la juez federal Eva Parcio la mujer que hacía de nexo entre los cabecillas de la banda de narcotraficantes que fue desbaratada el lunes a la madrugada por la Brigada de Drogas Peligrosas de Comodoro Rivadavia. Pero según se supo, Noemí Ortiz se negó a declarar.
La mujer que fue recapturada el mismo lunes a la noche en la terminal de ómnibus cuando arribaba desde Tucumán, se abstuvo de declarar como lo hizo la mayoría de los detenidos entre ellos Gonzalo "el Pata" Willatowski, considerado uno de los cabecillas de la banda que comercializaba cocaína en Kilómetro 5, Kilómetro 8 y Próspero Palazzo.
Hoy será el turno de declarar de las personas que están procesadas en la causa, pero que se encuentran en libertad. Mientras, dos sospechosos continúan prófugos de la Justicia federal, con pedido de captura vigente.

ALLANAN CASA DE UN POLICIA

Lo que trascendió en las últimas horas, pese al gran hermetismo que hubo al respecto en las autoridades policiales, fue que uno de los 16 allanamientos que se realizaron entre la noche del domingo y la madrugada del lunes se realizó en la vivienda de un efectivo policial.
Es que allí residía desde hace pocos días uno de los investigados por la Brigada de Drogas Peligrosas, que según las fuentes resultó ser cuñado del efectivo policial.
"Es un buen policía", informaron desde la Unidad Regional ante la consulta y despejaron dudas con respecto a que el policía esté involucrado en principio en alguna de las maniobras ilícitas de la banda de narcotraficantes.
Las autoridades policiales sostienen que no han informado de la situación a la prensa en su momento porque lo no creían necesario, ya que el uniformado en cuestión no estaba involucrado en ninguna sospecha a lo largo de la investigación, y solo le había dado albergue en su vivienda al sospechoso por expreso pedido de su pareja.
De todas maneras, las fuentes explicaron que hubo elementos reunidos en la investigación para allanar esa vivienda en busca de evidencia, aunque no se halló droga en el lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico