Allanaron las oficinas de Tecpetrol por la fatal explosión en El Tordillo

La fiscal Cecilia Codina encabezó ayer la diligencia en la que requisaron oficinas de la operadora en el yacimiento donde el 27 de agosto se registró el incidente en el que un trabajador petrolero murió y otros resultaron heridos. Se secuestró información de equipos informáticos y se espera el resultado de las pericias para formalizar la investigación.

La Justicia de Comodoro Rivadavia avanzó ayer en la investigación para dilucidar las causas del incidente registrado el 27 de agosto en la planta La Petisa, en el yacimiento El Tordillo, donde un grupo de operarios realizaba trabajos de soldadura en un tanque deshidratador. Producto de la explosión, perdió la vida Cristian Gutiérrez y resultaron heridos Roberto Araneda, José Luis Guinao y Roberto Villarroel.
Entre las 9 y las 14 de ayer, la fiscal general Cecilia Codina allanó distintas oficinas que la empresa posee en el yacimiento, acompañada por policías de la comisaría de Rada Tilly e integrantes del Ministerio Público Fiscal. Las tareas autorizadas por la juez Raquel Tassello estuvieron abocadas a secuestrar datos informáticos en soportes técnicos.
La fiscal, en diálogo con El Patagónico, señaló que se incautó "información necesaria para la investigación", para ser cotejada con los resultados de las pericias realizadas después del incidente. No brindó detalles de los secuestros y tampoco quiso adelantar qué calificación legal persigue en el caso.
No obstante, la Fiscalía busca determinar si pudo haber falta de recaudos necesarios por parte de la operadora. El incidente se produjo en un tanque petrolero deshidratador donde el equipo trabajaba sobre una línea de gas. Los operarios cambiaban una válvula de 12 pulgadas en la salida de rebalse, donde reparaban una aislación de los tanques.

SIN DELITO FORMALIZADO
Según la investigación, Gutiérrez soldaba y el resto lo asistía hasta que se produjo la explosión por causas que aún no se determinaron. El soldador falleció en el acto y sus compañeros sufrieron graves heridas. Incluso, una mujer vinculada con tareas de seguridad sufrió el golpe de la onda expansiva.
Entre las hipótesis, se investiga si hubo una presunta mala maniobra por parte de otro equipo o por vía remota, ya que se sospecha que se podría haber realizado un venteo (liberar presión de los tanques) a través de la pierna de rebalse del tanque. Esto lo determinarán las pericias finales.
La acusadora pública aún no estableció ninguna calificación legal debido a que resta conocer los resultados de esas distintas pericias, inspecciones y entrevistas que se efectuaron en torno a la investigación. Sin embargo, este diario conoció que uno de los delitos podría ser homicidio culposo relacionado a la muerte de Gutiérrez, aunque también cabrían lesiones graves y leves por los trabajadores heridos.
Hay que recordar que la planta deshidratadora "La Petisa" se encuentra a unos 2.500 metros en línea recta de la ruta Nacional 26 que une Comodoro Rivadavia con Sarmiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico