Allanaron tres verdulerías por la presunta esclavitud laboral de ciudadanos bolivianos

A principios de este año, un hombre habría sido captado en su país y traído en forma engañosa a Comodoro Rivadavia con promesas laborales. Según la denuncia, era sometido a trabajar en tres ferias por dos platos de comida al día y una habitación que compartía con otras personas. La Policía Federal ayer allanó comercios en los barrios Palazzo, Kilómetro 8 y José Fuchs, además de tres domicilios. Rescataron a otras cuatro personas que también serían explotadas.

La víctima que denunció que era sometida a esclavitud laboral logró escaparse de uno de los comercios y abandonar Comodoro Rivadavia. Llegó a Buenos Aires y allí se animó a denunciar la situación ante la Policía Federal, que inició la investigación y dio intervención a sus pares de la delegación de esta ciudad.
Pese al hermetismo, El Patagónico logró conocer detalles de la investigación. Según la denuncia de la víctima, sus captores -también de nacionalidad boliviana - le retenían los documentos personales. La víctima trabajaba en diferentes verdulerías y sólo recibía como paga dos platos de comida al día y una habitación que compartía con varios compatriotas.
Sus captores ejercían sobre el denunciante y otros empleados una presión psicológica. Constantemente eran amenazados con pasar largo tiempo en prisión o ser deportados a su país debido a que carecían de documentación en regla.
La víctima fue puesta bajo resguardo del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las personas damnificadas por el delito de trata de personas. Tomó intervención el Juzgado Federal, a cargo de la juez Eva Parcio, el secretario Juan Oscke y el fiscal Norberto Bellver.
En tanto, la Brigada de Investigaciones de la delegación local de la Policía Federal se encargó de las averiguaciones tendientes a desarticular la organización delictiva. Se logró determinar quiénes eran las personas encargadas de captar a sus conciudadanos en Bolivia y traerlos a esta ciudad. También individualizaron los lugares donde eran inhumanamente alojados y en los locales donde los obligaban a efectuar sus largas jornadas laborales. Ante la cantidad de elementos probatorios reunidos por los agentes federales, el Juzgado Federal libró ayer seis órdenes de allanamientos en tres en domicilios particulares y en tres en verdulerías.

OTRAS CUATRO VICTIMAS

Los procedimientos comenzaron a las 11 y se extendieron hasta las 17. Los federales requisaron los comercios "Feria del Valle 2", ubicado sobre la avenida Alejandro Maíz 510 de Kilómetro 8; "Feria del Valle" que funciona sobre la Juan José Paso 1.248 de Próspero Palazzo; y "Las Cuatro Estaciones" que se encuentra sobre Alcorta y Malvinas, en el barrio José Fuchs.
Además allanaron tres domicilios ubicados sobre la avenida Nahuel Huapi de Kilómetro 8, Timoteo Ortego del Máximo Abásolo y el restante en el barrio Don Bosco. Si bien no se registraron detenciones, los agentes federales pusieron a resguardo a cuatro personas de nacionalidad boliviana, quienes serían sometidas a iguales condiciones que el denunciante.
Se secuestró documentación de ciudadanos bolivianos, pasajes aéreos y terrestres de los mismos, teléfonos celulares, computadoras, anotaciones de interés para la causa y la suma de $200.000 en efectivo.
Las posibles víctimas del delito de trata de personas fueron asistidas por personal de la Dirección de Trata de Personas de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia, y trasladadas a la sede de la Fiscalía Federal para su protección.
Con los elementos probatorios reunidos y la identificación completa de los integrantes activos de la organización, la Justicia determinará el grado de responsabilidad de cada uno de los sospechosos. De los allanamientos participaron unos 50 efectivos federales, quienes contaron con apoyo de sus pares de las delegaciones de Rawson y Puerto Madryn.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico