Almirón le pide a Mate que "lea" el proyecto por el cannabis medicinal

El concejal del FpV fue quien recogió el pedido de Carola Pedraza, mamá de Micaela, y planteó el proyecto que obtuvo respaldo unánime, pidiendo que el Congreso Nacional dé el debate sobre el uso del cannabis medicinal. El edil ponderó la trayectoria del funcionario provincial, aunque consideró que su posicionamiento público parte de desconocer el texto que aprobó el Concejo Deliberante.

En una entrevista concedida a una FM cordillerana, el titular de la Agencia Provincial para la Prevención de Drogadependencia, Claudio Mate Rothgerber, calificó de "temerarios" a los concejales comodorenses, en una crítica postura por la expresión de deseos que el cuerpo avaló de modo unánime durante la primera sesión del mes de junio.
"Es temerario que un Concejo Deliberante de cualquier parte del mundo pretenda estar más informado que los estudios realizados en torno al uso de cannabis medicinal", planteó el funcionario provincial.
En ese contexto, el concejal Guillermo Almirón (FpV) consideró que las declaraciones del especialista surgen del desconocimiento del texto que los concejales comodorenses avalaron de modo unánime. "Creo que Mate parte de la base de que no tuvo en sus manos el proyecto, es una opinión de un especialista con un currículum intachable y celebramos que se haya constituido un organismo esencial en la provincia, pero la raíz de su posición puede tener que ver con que no tenga en cuenta que el proyecto no aprueba nada, sólo pide que la discusión a nivel nacional, que se investigue y se determine si tiene aplicabilidad, que de hecho la tiene porque el aceite se importa cuando lo determina la Justicia en tratamientos determinados, y creemos que debe discutirse el tema", explicó.
La confusión puede tener como punto de partida el hecho de que Carola Pedraza, como tantos otros padres de pequeños con patologías vinculadas a la epilepsia y sin tratamiento efectivo por parte de la medicina tradicional, impulsan el hecho de que el uso de cannabis medicinal sea legal en Argentina, y la posibilidad incluso de que en ambientes controlados pueda producirse en el país el aceite de cannabis o Charlotte. Este medicamento alternativo debe importarse hoy -con autorización del Anmat- y tiene costos del orden de los 250 dólares.
Lo que hizo el Concejo Deliberante local, como cuerpo de representantes del pueblo de Comodoro Rivadavia, fue atender el pedido de un sector sensible, dado por el hecho de que Micaela es una niña que requiere el tratamiento, y plantear la necesidad de que el Congreso Nacional –donde funcionan dos comisiones de salud, una por Cámara– promueva la discusión científica y evalúe si es viable autorizar el uso medicinal.
"Lo aprobamos sin intención de generar más protagonismo del necesario, porque acá se trata de la salud integral de pacientes, especialmente niños, pero de población con necesidad de tratamientos especiales. Lejos de adoptar una posición temeraria, tuvimos especial cuidado de los términos en los que generamos el proyecto", subrayó Almirón. "Nosotros pedimos que se dé el debate, ni siquiera en un sentido positivo o negativo, sino en base a experiencias concretas, en este caso el de Micaela; pero hay muchísimo más donde la medicina tradicional no tiene respuesta concreta y hay uno alternativo que puede tratarlo. Queremos que se discuta a nivel nacional y con especialistas, y que el Congreso defina si es viable o no" agregó.

INTERES DE LOS LABORATORIOS
Por otra parte, y en su crítica posición respecto del uso medicinal del cannabis, Mate subrayó que "hay que tener en cuenta que hay una presión comercial muy fuerte detrás de esto para que se libere el mercado", un punto al que Almirón contrapuso otra realidad palpable: "nosotros no sólo estamos en las antípodas de ese tipo de intereses, sino que también hay que considerar que también puede haber intereses de los laboratorios de que esto no se discuta para seguir vendiendo sus medicamentos. Pueden ser ambas cuestiones", dijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico