Alrededor de 20 familias bloquean el acceso al basural

Algo más de 30 trabajadores históricos del basural iniciaron ayer una medida de fuerza bloqueando los accesos en reclamo de su reinserción laboral ante el inminente cierre del predio. El grupo, integrado en su mayoría por gente que vive en el relleno y lleva varias décadas dedicada al rubro de recolección de materiales reciclables, reclama que nunca fueron incluidos en el listado que diagramó el municipio para reubicarlos en la planta de tratamiento o conformar cooperativas de trabajo.

Desde ayer los trabajadores permanecen junto a sus familias apostados en el ingreso al basural. "Gracias a Dios no hay presencia policial y esperamos que no haya porque estamos con nuestros chicos, somos 22 familias hoy", relató Jaime Pozas en diálogo con El Patagónico.
Asimismo, aprovecho para agradecer a las personas que se acercan los camioneros que acostumbran a llevar residuos al lugar que les acercaron comida para pasar el día.
Los trabajadores que hoy esperan ser reconocidos e incorporados al sistema de recolección y procesamiento de residuos dispuesto por el municipio son alrededor de 30, un grupo compuesto por adultos de todas las edades aunque en su mayoría se trata de hombres y mujeres mayores de 50 años que no tendrían oportunidad en otros puestos de trabajo. "Y que mejor que nosotros para hacer esta tarea tenemos experiencia en reciclado de años", sostuvo Jaime.
Por su parte, Lourdes Soto, una de las referentes del grupo que mantiene el bloqueo los accesos al basural municipal tanto para el ingreso de camiones de la empresa a cargo de la higiene urbana, como de los privados que se acercan a tirar residuos ayer comentó que se acercó personal municipal al lugar del conflicto,
Soto expuso que la única acción hasta el momento había sido relevar los datos de los trabajadores en reclamo, y que eso no implica respuesta para el grupo, con lo que reiteró, continuarán con las medidas.
"Nosotros nunca integramos el listado para reubicar a la gente, esto se cierra en dos meses y nosotros necesitamos trabajar. No nos importa si es en la planta de tratamiento o si nos asignan a otros lugares, nosotros queremos un trabajo", sostuvo Soto, al recordar que el grupo que mantiene el reclamo no fue integrado en la cooperativa de trabajo diagramada por la Municipalidad en el marco de la puesta en marcha de la planta de tratamiento.
"Muchos de nosotros estamos criados acá (en el basural) y necesitamos conseguir cupos de trabajo. Estamos cerrando la entrada para hacernos escuchar porque esperamos una respuesta hace mucho tiempo, y hasta que no la tengamos, esto sigue bloqueado", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico