Amenazan con cortar el camino Perón si no les garantizan la conexión de agua

Los vecinos de la extensión del Stella Maris se apostaron ayer a la vera del camino Juan Domingo Perón para recordar que llevaban 15 días sin agua potable. Son 43 familias que quieren regularizar su situación pero ni la Municipalidad ni la SCPL les brindan respuestas. No descartan cortar el camino que une con Rada Tilly.

El camino Juan Domingo Perón, que une Comodoro Rivadavia con Rada Tilly, fue el marco ayer de un reclamo de los vecinos de la extensión del Stella Maris que expresaron así su disgusto porque hace 15 días que no cuentan con el sistema de agua potable.
Uno de los habitantes del lugar, Darío Serapio, explicó: “somos un grupo de 43 familias que vive en el asentamiento en la zona del barrio Stella Maris y hace 15 años que estamos esperando una respuesta por parte de la Municipalidad y la Sociedad Cooperativa Popular Limitada”.
“No gozamos de ningún servicio público regulativo. No es que no queremos pagar. Queremos pagar todos los servicios, como se debe, pero nadie viene y nos da respuestas. Por eso llegamos a esto. Porque estamos cansados de que nadie nos escuche", sostuvo.
La quema de cubiertas por parte de los vecinos comenzó al mediodía y se extendió hasta las 15:30, cuando el subsecretario de Seguridad del municipio, Héctor Quisle, se hizo presente en el lugar.
“Nos dijeron que no tenían camiones cisterna y cuando cortamos la ruta a la media hora aparecieron. ¿Hay que molestar a la gente para que nos escuchen? Yo sé que es una molestia para todos, pero no nos dejaron otra alternativa", señaló Serapio.
La presencia del funcionario municipal –que transitoriamente reemplaza a Antonio Zúñiga- calmó los ánimos de los manifestantes ya que a las 14 los manifestantes analizaban cortar el camino en forma total.
"Nos dio una breve solución: dos camiones cisternas para llenar los tanques de agua domiciliarios”, aseguró Serapio.
El primero de los camiones llegó a las 14:30 y el segundo a las 16, junto con tres bidones de 15 litros para cada una de las 43 familias afectadas.
"Tenemos a 40 metros una red de agua potable que vendría a ser donde están todas las empresas que llegaron hace 2 años y ya tienen agua. Nosotros estamos reclamando hace 15 años acá y todavía no tenemos nada”, manifestó Serapio.

"PODEMOS VOLVER A LA RUTA"
El vecino de la extensión del Stella Maris destacó que los habitantes se acercaron al municipio y a la SCPL para pedir una medida que los ayude a regularizar su situación, pero no obtuvieron mayores respuestas.
"Hoy (por ayer) el subsecretario de Seguridad nos dijo que desde la cooperativa para que podamos tener agua tenemos que presentar una nota y que tarda más o menos cinco meses hacer la conexión, pero ¿qué hacemos mientras tanto? No podemos hacer nada. Uno ya está cansado de esta situación porque va a la Municipalidad y nadie nos dice nada. Hace tiempo que llevamos en esta zona y es horrible estar así. Uno quiere pagar; no quiere que le regalen nada. Somos ciudadanos como cualquier otro”, detalló Serapio.
Ante una nota firmada por todos los involucrados, el vocero subrayó que “la cooperativa propuso aumentar la presión de agua para que nos llegue a nosotros. El Stella Maris tiene agua, pero como nosotros estamos en una zona alta nos tarda en llegar. Cuando se produce un corte, a nosotros tarda en llegar 4 o 5 días y cuando tenemos agua la vuelven a cortar".
Asimismo, el vecino aseguró que esta decisión de llevar camiones cisterna y bidones con agua solo se realizó durante la jornada de ayer, pero que lo que exigen son propuestas concretas que se puedan corroborar mediante "un documento, o algo que certifique el compromiso de la Municipalidad y la Cooperativa".
"Si mañana (por hoy) no tenemos una respuesta certera de lo que va a pasar con nosotros, vamos a tener que volver a manifestarnos con quema de cubiertas y corte de ruta. Otra no nos queda. Le pedimos perdón a la gente, pero no nos dan respuestas y es muy difícil vivir así”, concluyó Serapio.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico