Amenazaron de muerte a una joven para robar en una empresa del centro

Natalia Marzano, hermana de la propietaria de la empresa "Daniela Eventos", vivió una tarde de terror el sábado cuando dos delincuentes ingresaron a la empresa, haciéndose pasar uno de ellos por un cliente. El acompañante le gatilló con un arma, mientras su cómplice la amenazó de muerte. Sólo se llevaron $200, un celular y una notebook.

Hace dos meses, cuando Daniela Marzano decidió instalar una oficina propia para su empresa de eventos, nunca pensó que iba a ser víctima de un robo y que uno de los integrantes de su familia iba a tener que pasar por una situación tan extrema, como la que le tocó vivir a su hermana el sábado por la tarde.
Eran cerca de las 17:30. Natalia estaba atendiendo en la oficina que la empresa tiene en 25 de Mayo 964 cuando de repente un hombre bien vestido tocó el timbre y dijo que quería consultar por un evento. Lo hizo pasar, sin darse cuenta de que tras él ingresó otro hombre encapuchado.
En un segundo las intenciones del supuesto cliente cambiaron y tras amenazarla la arrinconó junto a su acompañante hasta la pequeña oficina donde atienden a los clientes. El hombre exigió el dinero y mientras tanto el encapuchado le apuntó con un arma e incluso le gatilló.
Natalia entró en pánico y los ladrones tuvieron que buscar por sus propios medios, abriendo el primer cajón para llevarse $200, además de una notebook y el teléfono celular de la joven. Fue todo cuestión de minutos. Luego intentaron dejarla encerrada, pero Natalia se negó y les pidió que no lo hicieran porque no tenía forme de comunicarse e iba quedar encerrada en la oficina hasta que alguien se diera cuenta de su ausencia.
Los delincuentes tuvieron un poco de consideración entre tanta violencia y se marcharon, no sin antes decirle que tenía 15 minutos para salir, ya que de lo contrario volverían "a matarla".

ANALIZARAN LAS CAMARAS
El hecho ya es investigado por personal policial. Daniela realizó la denuncia en la Seccional Primera, luego de que su hermana pidiera ayuda a un vecino del edificio que no dudó en acompañarla. La joven relató lo sucedido como pudo.
En la pesquisa también tomó intervención la División Criminalística, que levantó huellas digitales, y la Fiscalía. El objetivo es poder identificar a los autores de este hecho. Para eso se buscarán obtener los videos de las dos cámaras de seguridad que hay en el sector, una en la calle frentista y otra en la puerta del edificio que fue instalada por la obra social que funciona en el lugar.
Es que Daniela cree que el hecho fue premeditado. "Para mí alguien avisó. Nosotros hace poco que estamos ahí, medio escondidos, pero como estamos con el tema de los egresos alguien pasó el dato de que se cobra”, contó.
"Yo estoy solo tres días a la semana ahí y fueron un sábado donde casi no hay movimiento en el edificio y siempre hay mujeres. También habrán visto eso, pero actuaron rápido porque es raro que la aprieten y se lleven 200 pesos no más, y ni siquiera le abrieron la cartera", analizó.
Más allá de las posibilidades y las circunstancias ante esta situación, Daniela decidió dejar de atender en la oficina de la calle 25 de Mayo hasta encontrar una solución que pasaría por una posible mudanza ante la vulnerabilidad que ahora sienten en ese sector, más allá de que el edificio está ubicado en pleno centro de Comodoro Rivadavia.
Mientras tanto, seguirá atendiendo a sus clientes en el local de la calle San Martín. "Prefiero seguir atendiendo en el local que es más céntrico. Voy a estar más tranquila porque hay más movimiento. Y no es por la plata, sino que te gatillan por $100”, explicó agradeciendo que “no pasó a mayores y mi hermana no estaba con sus hijas".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico