Amplían los criterios para acceder a la tarifa social en el gas y electricidad

El beneficio de Tarifa Social podrá otorgarse a una única unidad habitacional por titular para cada servicio, y ese régimen tendrá un plazo mínimo de seis meses contados a partir de la fecha de su inclusión, salvo que incurra en una de las causales de exclusión.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, publicó a través del Boletín Oficial la ampliación de criterios para el acceso a la tarifa social para los servicios de luz y gas, que ahora incluirá a las personas que tengan a su cargo personas con "una enfermedad cuyo tratamiento implique electrodependencia", a monotributistas que no superan los dos salarios mínimos por mes y a las entidades de bien público, que quedarán igualadas con los cuadros tarifarios de usuarios residenciales.
La Resolución 219 firmada para Aranguren establece que podrán acceder a la tarifa subsidiada de ambos servicio públicos quienes sufran o tengan a su cargo personas con "una enfermedad cuyo tratamiento implique electrodependencia".
También serán incorporados a ese beneficio los monotributistas inscriptos en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere en dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) y quienes perciban pensiones no contributivas con ingresos que no superen ese monto.
Además, los titulares de una Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur también podrán solicitar la tarifa social, como también jubilados, pensionados, titulares de planes sociales, trabajadores que ganen menos de dos SMVM así como quienes estén incorporados en el Régimen Especial de Seguridad Social para empleados del Servicio Doméstico.
La Resolución especifica que "el beneficio de Tarifa Social podrá otorgarse a una única unidad habitacional por titular para cada servicio", y que ese régimen tendrá "un plazo mínimo de seis meses contados a partir de la fecha de su inclusión, salvo que incurra en una de las causales de exclusión".
Quienes accedan a la Tarifa Social por su carácter de electrodependiente, el consumo de energía eléctrica bonificado "se ampliará a 600 Kwh. /mes, en tanto el efectivo consumo del beneficiario no exceda los compatibles con el nivel de tensión, demanda de potencia y límites máximos de consumo de la categoría" que corresponda.
Por otro lado, la Resolución 218 - E/2016 incorpora la categoría "Entidades de bien público" a los cuadros tarifarios de luz y de gas, fijando como tarifas máximas equivalentes a las correspondientes a la categoría "Residencial" de esos servicios.
En el caso del servicio de distribución de energía eléctrica, "la categoría que se agregue a los cuadros tarifarios deberá asimilarse, en sus componentes fijo y variable, a la categoría Tarifa T1-R Pequeñas Demandas de Uso Residencial, correspondientes al rango de consumo de la entidad que solicita el beneficio".
En tanto, para las tarifas de gas por redes, "deberá observar la misma estructura de valores unitarios máximos y rangos de consumo que el conjunto identificado como Tarifa Residencial correspondiente al cuadro tarifario establecido para usuarios con reducción del consumo igual o superior al 15 por ciento".
Las entidades que quieran acceder al beneficio deberán estar registradas como tales ante el Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad (CENOC), que depende del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la Presidencia de la Nación.

MENOS SUBSIDIO
El subsidio previsto para gas y electricidad en el presupuesto 2017 se reducirá 21% en términos nominales en 2017, lo que significará una reducción del gasto para esos servicios de $17.652 millones, indicó el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO).
La distribución del gasto en el presupuesto 2017 presentó algunos movimientos en cuanto a su finalidad y función, ubicándose primero la categoría "servicios sociales", segmento al que se destinará el 64% del total, seguido por "servicios económicos" 14,36%, "deuda pública" 10,48%, "administración gubernamental" 5,83% y "servicios de defensa y seguridad" 5,34%.
Los subsidios del gas y la electricidad, junto al de la luz agua y transporte se encuentran dentro de "Servicios Económicos", categoría a la que se destinará $339.345 millones.
De aprobarse el presupuesto 2017, dicha categoría obtendrá una caída de 4,9%, porcentaje que indica que se va a gastar $17.652 millones menos que en 2016 en términos nominales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico