Ampliarán declaraciones testigos protegidos en el caso Iván Torres

Los testigos del caso Iván Torres que oportunamente fueron protegidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ampliarán sus declaraciones el lunes ante el Tribunal Oral Federal, en el marco del juicio que se sigue contra 14 policías. Ayer se escucharon seis testimonios, entre ellos el del oficial Martín Betbedé, quien estaba de servicio durante la noche del 2 de octubre.

Se llevó a cabo ayer la séptima jornada de juicio oral y público por la desaparición forzada de Iván Eladio Torres, quien fue visto por última vez el 2 de octubre de 2003 en inmediaciones de la plaza Soberanía. Su desaparición se le atribuyó a la Policía del Chubut y se centralizaron las culpas en el personal de la Seccional Primera y Comando Radioeléctrico, entre quienes llegaron 14 procesados a la instancia de juicio.
El tribunal que lleva adelante el debate está presidido por el juez Enrique Jorge Guanziroli e integrado por Pedro José de Diego y Nora Cabrera de Monella, mientras que el Ministerio Público Fiscal está representado por el fiscal federal de Cámara, Teodoro Nürnberg. Los imputados, en tanto, son asistidos por dos defensores particulares y el defensor público Sergio Oribones.
En ese marco, se continuó con los testimonios que el día anterior efectuaron quienes realizaron tareas investigativas y siguieron una pista que los llevó a otra provincia, aunque se abandonó más adelante.
De los nueve testigos convocados hubo tres que no se presentaron y entre los seis que asistieron estuvo quien fue jefe de la Unidad Regional en la fecha donde se denunció la desaparición, un secretario del jefe provincial de la Policía y el oficial de servicio que trabajó durante la noche del 2 de octubre.
Al primero recordó que como jefe de Unidad pidió informe al comisario de la Seccional Primera y este se lo brindó de manera oral en su despacho. Se trata del comisario Fabián Tillería, quien está procesado en la causa. En aquella oportunidad, el testigo recordó que su subordinado le aseguró que Torres no estuvo detenido el 2 de octubre en su comisaría y que se hacía cargo de lo que había ocurrido el 26 de setiembre, cuando el ahora desaparecido fue conducido junto a otro chico de apellido Alvarez a la Seccional Primera por el llamado que se realizó desde una agencia de remis. En esa ocasión, desde la comisaría se ordenó a Torres que se fuera y Alvarez quedó demorado por averiguación de antecedentes. Sobre eso, según el testigo, se responsabilizaba el comisario.
También dijo que se entrevistó con el juez Oscar Herrera, con el jefe de la Brigada de Investigaciones, Leonardo Bustos, y recordó que el Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP) efectuó rastrillajes desde Astra hacia el centro de Comodoro Rivadavia en busca de Iván pero que, hasta diciembre de 2003 que estuvo en funciones, no obtuvo ninguna información sobre el caso.
El otro testimonio que se escuchó fue el del oficial Martín Betbedé, quien señaló que estuvo de servicio esa noche y aseguró que Iván Torres no fue detenido en su turno. El oficial dijo que lo conocía porque cuando llegó a trabajar a la Seccional Primera, en 2002, tuvo que hacer un allanamiento en la casa de Torres con una orden judicial y que ese procedimiento tuvo resultado negativo.
El debate continuará el lunes por la mañana, mientras que a la tarde ampliarán sus declaraciones los testigos que fueron protegidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico