Ana García Nicora: "somos responsables de la transición y se hace con conocimiento"

El Primer Seminario Regional de Cannabis Medicinal que se realizó ayer en el Cine Teatro Español reunió a pacientes, investigadores, especialistas médicos y científicos que impulsan la despenalización de la aplicación medicinal de la planta. Mientras Carola Vera -que tuvo a cargo el cierre de la actividad ayer a las 16.30-, es el emblema de la lucha en Comodoro Rivadavia y Chubut a partir del caso de su hija Micalea, son cientos los padres que como ella impulsan la discusión a nivel nacional, logrando incluso leyes en sus respectivas provincias. Al igual que Carola, Ana García Nicora es una mamá en lucha por la misma causa. Además es médica y preside CAMEDA (Cannabis Medicinal Argentina).

Su hija de 27 años comenzó con el tratamiento en base a aceite de cannabis en octubre de 2014. "Nosotros empezamos con un aceite casero porque en esa época el aceite de Colorado (EEUU) directamente no lo podían vender. Cuando pudieron comercializarlo no lo podíamos entrar, quedó en Aduana, y recién en enero pudimos entrarlo legalmente", explicó.
Describió lo tortuoso de un camino para lograr finalmente en su hija un alto control de crisis (mayor al 70%). Agregó que el tratamiento llevó también un proceso de ensayo y error, asociado a la concentración de THC adecuado para su caso.
"El tema es la calidad de vida después de 24 años de epilepsia refractaria, no solo le cambió la vida a ella, se la cambió a toda la familia", subrayó García Nicora.
Graficó la importancia de contar con una posibilidad terapéutica cuya ilegalidad determinó erigir una organización como CAMEDA. "Nosotros desarrollamos seminarios en todo el país y todos son gestionados por papás, las leyes también. Esto nos ha unido a argentinos de todas las áreas porque no hay otra. Porque más allá de la epilepsia hay otra patología que nos toca a todos que es la del cáncer, y del dolor del otro. El dolor oncológico es una de las indicaciones donde está validado, también en el vómito asociado a la quimioterapia entre otras, esto también nos ha hecho reunirnos, porque el dolor del otro también es lo que nos hace sufrir", insistió.
Es en ese contexto que García Nicora planteó que aumenta el interés médico en los tratamientos con cannabis. A través de la web de CAMEDA se canalizan numerosas consultas vinculadas, y aunque el mayor interés parte de la comunidad, cada vez son más los contactos médicos que quieren interiorizarse en los tratamientos. Incluso crece el contacto de pacientes oncológicos que se vinculan con CAMEDA por sugerencia médica, en busca del cannabis medicinal.
"Lo que nosotros queremos es que haya regulación y control de calidad, que es lo que más nos preocupa porque hay mucho oportunismo, no hay prácticas de buenos cultivos a veces. Nos tocó la transición. Seamos responsables, llevémosla porque para CAMEDA la responsabilidad es con conocimiento, y ahí es donde la queremos trascurrir", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico