Anahí Copa: preventiva de Soto y otorgan libertad a Serrano

Esta mañana se llevó acabo la audiencia de revisión de la prisión preventiva a Rodrigo Soto y Diego Serrano, en relación el homicidio de Anahí Copa, acontecido el pasado 8 de diciembre de 2015.

El acto lo presidió como juez subrogante, Mariano Nicosia; por el Ministerio Público Fiscal asistió Camila Banfi, fiscal general; la defensa de Soto fue ejercida por Viviana Barillari, defensora pública; en tanto que la de Serrano, por Mauro Fonteñez, abogado particular.

En un primer momento, la fiscal solicitó que se prorrogue por dos meses la prisión preventiva de ambos imputados, o bien hasta la audiencia preliminar en virtud de la existencia de peligros procesales.

La defensora de Soto, en contraposición, solicitó "su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario ya que existen otras alternativas para cautelar el proceso". Los Tratados Internacionales de Derechos Humanos sostienen que la prisión preventiva "no debe ser usada como adelantamiento de pena". En igual sentido, la abogada se refirió a los antecedentes penales de Soto afirmando que "estamos ante un Derecho Penal de acto y no de autor".

Por su parte, el defensor de Serrano, sostuvo que no existen elementos de convicción que coloquen a su defendido en el lugar del hecho. Serrano, según su abogado, no se encontraba en el lugar del hecho. Asimismo, presentó un informe social que prueba su fuerte arraigo en la ciudad, solicitando por ello su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario.

El juez penal resolvió mantener la prisión preventiva por un mes de Soto, o bien hasta la audiencia preliminar (lo que ocurra primero); y hacer cesar la prisión preventiva que venía cumpliendo Serrano ya que "no se presentó evidencias suficientes para acreditar su participación en el hecho, con el grado de probabilidad que a esta altura del proceso se requiere".

Finalmente, le brindaron a Serrano las medidas sustitutivas de presentaciones semanales en la Oficina Judicial, la prohibición de salir de la ciudad y de acercarse a las víctimas y testigos.

HOMICIDIO

El 8 de diciembre, día de la Virgen, Anahí Tamara Copa, de 23 años se encontraba en su precaria vivienda ubicada en las calles Código 513 y 514, miraba una película junto a su familia mientras amamantaba a su bebe, cuando una bala atravesó la pared y perforó su pecho provocándole la muerte de manera inmediata.

Por el hecho hubo dos detenidos, Diego Serrano y Rodrigo Soto, ambos vinculados a Richi Alvarado, un hombre con antecedentes que tiene una larga historia de enfrentamientos con la familia Nieves, que tienen su casa a pocos metros de la casa donde murió Anahí.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico