Analía Gallardo se recupera: "yo vivo para mis hijas y acá sigo luchando por ellas"

Aún con importantes heridas en sus piernas y a la espera de una larga recuperación, Analía Gallardo recibió ayer a El Patagónico en su lugar de internación. Hoy será sometida a una nueva intervención quirúrgica en la que los médicos tratarán de colocarle una prótesis. "Yo salía todos los días a laburar y tuve la mala suerte que me pasó esto, pero estoy viva", agradeció.

Hoy se cumplen tres semanas del accidente que sufrió Analía Gimena Gallardo cuando estaba por subirse a un remis sobre la avenida Kennedy y La Plata para dirigirse a trabajar. Esa madrugada apareció un Fiat Palio conducido por Pablo Rodríguez, quien manejaba en estado de ebriedad. La atropelló dejándola al borde de la muerte.
La joven de 25 años, que ya había vivido otros episodios difíciles en su vida, le peleó nuevamente a la adversidad y está saliendo adelante. Los médicos habían evaluado amputarle las piernas pero se sobrepuso gracias a la fuerza de voluntad que experimentó y sobre todo al apoyo de su familia. Ahora la someterán a una nueva intervención quirúrgica.
En ese contexto, ayer en el horario de visita, Analía recibió a un equipo periodístico de este diario para relatar su estado de salud. Sólo solicitó no ser fotografiada.
Durante la entrevista estuvieron presentes sus pequeñas hijas Lourdes (5) y Thiara (10), quienes son su sostén para salir de este complicado momento.
En la habitación de terapia intensiva de una clínica privada, Analía comentó que se encuentra "tratando de soportar el dolor y avanzando en mi cabeza para no bajonearme. Miro para adelante, tengo dos hijas y tengo que seguir por ellas".
Respecto al accidente sólo recordó: : "yo salía todos los días a laburar y tuve la mala suerte que me pasó esto, pero estoy viva con mis hijas y metiéndole toda la onda para salir adelante". Su objetivo es "salir caminando", aunque sabe: "las piernas no me van a quedar como las tenía".
La joven madre señaló: "yo iba a laburar como cualquiera y no te vas a esperar que te pase eso. No me acuerdo de nada". Analía es consciente de las gravísimas lesiones sufridas que le destrozaron ambas piernas, aunque "la izquierda está más completa pero tengo que esperar cómo me responden las dos".

"VIVO PARA MIS HIJAS"
En las tres semanas que lleva internada, detalló que los especialistas se encargan de remover y limpiar las impurezas de sus miembros inferiores.
Los médicos "me dijeron que me iban a operar la semana que viene para ponerme la prótesis" que requieren sus piernas.
"Tengo para varias operaciones y la onda es que tengo de aguantar. Y cuando me recupere veré qué hacer. Estoy tratando de remarla y salir bien", recalcó.
"Yo trabajo en la pesquera para darle todo a mis hijas, para mandarlas al colegio, para que vayan en transporte, pago la niñera para llevar una vida normal como cualquier ser humano. Tuve mala suerte de cruzarme con un pelotudo. Ahora cualquiera agarra un auto y anda a las chapas a las 5 de la mañana que no anda nadie. Esa parte no la entiendo", cuestionó.
"Tengo que esperar cómo voy a evolucionar yo y mis piernas. Lo que sí sé es que me operaron bastante y ahora estoy teniendo memoria y empecé a notar que me venían a ver, que estaba con respirador", resaltó.
Asimismo, reflexionó: "no sé si le gané a la vida, yo creo que alguien me dijo: ´ ¿qué estás haciendo acá?´. Cuando abrí los ojos vi que estaba rodeada de médicos y aparatos, y pensé en mis hijas. En mi cabeza pensé en las nenas. Yo vivo para mis hijas y acá sigo luchando por ellas", recalcó.
Analía agradeció el apoyo de sus padres, hermanos y otros familiares que "se preocuparon y rezaron. También a todas las personas que se acercaron sin importarle nada y a darme una palabra de aliento", manifestó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico