Analizan lanzar una línea de créditos a tasas muy bajas

El flamante titular del Banco Provincia, Juan Curutchet, adelantó que analizan lanzar una línea de créditos hipotecarios a tasas muy bajas y largo plazo, pero con cuotas indexadas.

El presidente del Banco Provincia de Buenos Aires, Juan Curutchet, confirmó este martes que el gobierno nacional prevé poner en práctica un sistema similar al de Chile para alentar la expansión del crédito hipotecario, a tasas bajas y largo plazo, pero con cuotas indexadas.

"El Banco Central está trabajando en una línea que se va a anunciar en las próximas semanas, para tener un esquema de depósitos y préstamos indexados copiando el modelo chileno", dijo Curutchet en declaraciones a Radio 10.

El funcionario bonaerense recordó que "Chile hace 30 años, en un contexto de inflación muy alta, armó un marco regulatorio con una unidad de cuenta, mediante la cual la gente deposita la plata en el banco, se le reconoce un pequeño interés y se actualiza por la inflación". "No se le diluye la plata al que estuvo dejando un plazo fijo en el banco, y que percibía una tasa nominal alta, pero el valor real era menor; hay que terminar con eso", dijo Curutchet.

Según el banquero, "una condición muy importante para que se recupere el crédito hipotecario es volver a tener una moneda sana". La inexistencia de ese marco, explicó, "es uno de los motivos por el cual los bancos son más chicos en proporción, y no hay profundidad en el mercado de capitales".

Curutchet confió en la aplicación del nuevo esquema para otorgar préstamos "a tasas muy bajas, de 1 a 2%, pero con cuotas indexadas". "Acá estamos acostumbrados a tasa fija, es más segura y estamos más tranquilos, pero la idea es que el instrumento evolucione con los salarios", adelantó.

Advirtió luego que "si la brecha entre inflación y salarios se amplía en algún momento, coyunturalmente, habría que poner un tope a la cuota o estirar el plazo". "Esto funcionó en Chile y cualquier asalariado se presenta en el banco, muestra su recibo de sueldo y califica", ilustró Curutchet.

En la actualidad, agregó, el monto de la cuota es muy alto, salvo para los ingresos más elevados, pero el nuevo sistema hará "más accesible" los créditos. "Lo podemos hacer al mismo tiempo que el gobierno nacional avanza en la reducción de la inflación", afirmó el funcionario, tras señalar que conoce el pensamiento del titular del BCRA, Federico Sturzenegger, con quien trabajó en el Banco Ciudad de Buenos Aires.

"El rol social del banco es prestarle a la gente para que pueda tener su casa y la repague, no se regala nada. Pero la clave es estirar los plazos, en cinco años es muy difícil, a 20, 25 o 30 años es factible", consideró.

Curutchet estimó luego que los créditos del Banco Provincia a pequeñas y medianas empresas rondan los 30 mil millones de dólares, cifra que "fácilmente se puede duplicar". El funcionario sostuvo que encontró una entidad que "empezó a moverse en lo comercial; mejoró en el tema de empresas y sobre todo agro; y lleva años con innovaciones tecnológicas y en sistemas".

El banco "es sólido y solvente, aunque tiene un problema de liquidez porque la gobernación fue una aspiradora y la deuda es superior a los 30 mil millones de pesos". "Esa plata, que a veces cuando se la lleva el Estado la retribuye mal, la bicicletea, la patea, no está para prestarle a la gente y a las empresas, y no se puede planificar bien", señaló Curutchet.

El funcionario descargó responsabilidades del anterior titular de la entidad,Gustavo Marangoni, ya que "son deudas de 4 a 5 años atrás", pero afirmó que "el vínculo entre el Provincia y la gobernación tendría que ser más sano".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico