Analizan si el atentado del "sobre bomba" se vincula a un conflicto interno de Indra

Se trata del atentado que sufrió la empresa que se encargará mañana del escrutinio provisorio de las PASO. El jueves recibieron un paquete que explotó al ser abierto por una recepcionista. La mujer resultó herida al igual que otra persona. La investigación judicial está a cargo del juez federal Daniel Rafecas, con intervención del fiscal Guillermo Marijuan.

La investigación por el paquete que explotó el jueves en la sede de la firma Indra, que se ocupa del escrutinio provisorio de las PASO, sumó ayer una nueva hipótesis vinculada con la posibilidad de que esté relacionada a un conflicto interno de la empresa, informaron fuentes judiciales.
La hipótesis está basada en dos elementos: por un lado, algunos de los empleados relataron que en la empresa hubo despidos y retiros voluntarios en el último tiempo y, por otro lado, el "sobre-bomba" estaba dirigido a Tomás Contreras, director de RRHH de la firma, pero que no figura en la nómina de empleados de Indra.
Según remarcaron las fuentes, una persona con ese nombre aparece mencionada en distintas redes y sitios de internet como director de Recursos Humanos de Indra España.
La línea de investigación vinculada con enfrentamientos laborales se contrapone con la que indica que la explosión estaría relacionada a las elecciones por haber ocurrido tres días antes del desarrollo de las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) que se realizarán mañana en todo el país.
El remitente del paquete era perfumería Amanda, supuestamente ubicada en Lavalle 585, que -según los investigadores- resultó ser una dirección falsa.
La investigación judicial está a cargo del juez federal Daniel Rafecas, con intervención del fiscal Guillermo Marijuan, aunque las primeras testimoniales habían sido relevadas por la Policía Federal, según pudo reconstruir Télam.
Mientras tanto, los investigadores se encuentran analizando el contenido de las imágenes captadas por 70 cámaras de seguridad de las inmediaciones de la zona donde estaba la sede anterior de Indra, en Paraná 1073, donde fue dejado originalmente el paquete.
Los funcionarios a cargo de la investigación están tratando de detectar la patente de la moto que dejó la encomienda que finalmente fue abierta en la nueva sede de Indra en Puerto Madero por una recepcionista.
La explosión se produjo el jueves a las 16:30 en las locaciones que Indra posee en Cecilia Grierson 255 del barrio de Puerto Madero, luego de que la recepcionista de la firma recibiera una caja por correo. Al abrirla se produjo una detonación que le causó heridas a esta empelada y traumatismos a un hombre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico