Anoche detuvieron al presunto asesino del hombre al que mataron el miércoles

La Brigada de Investigaciones efectuó ayer seis procedimientos en relación al homicidio ocurrido durante la madrugada del miércoles y que tuvo como víctima al albañil Luis Díaz. El sospechoso fue identificado por la policía como José Miguel Guineo. El Patagónico pudo saber que a Díaz lo mataron luego de una discusión durante un partido de fútbol. El asesino y un cómplice lo esperaron afuera de su casa del San Cayetano para ultimarlo de siete tiros. El presunto autor hoy será sometido a la audiencia judicial.

En menos de 48 horas los investigadores policiales a cargo de los subcomisarios Juan Carrasco y Pablo Lobos pudieron recolectar los suficientes testimonios para identificar a los sospechosos del décimo séptimo homicidio en lo que va del año en Comodoro Rivadavia.
El miércoles a las 0:45 Luis Alejandro Díaz (26), quien residía sobre la Calle 1 del barrio San Cayetano, fue acribillado de siete tiros en el patio de su casa luego de descender de su camioneta Ford EcoSport. No alcanzó ni apagar el motor del vehículo cuando recibió la ráfaga de disparos. Cinco le impactaron en el pecho.
De acuerdo a la información oficial a la que accedió El Patagónico, la víctima había participado de un partido de fútbol en el complejo denominado “Rincón Norteño”, ubicado sobre la calle Ojeda (ex Código 718), en el límite de los barrios San Cayetano y Cordón Forestal.
Durante ese encuentro mantuvo una discusión por circunstancias del juego mismo con quien posteriormente fuentes oficiales identificaron como José Miguel Guineo, de 26 años.
Una vez terminado el partido, Díaz regresó a su domicilio donde lo esperaban su esposa embarazada y sus dos hijos.
El albañil alcanzó a introducir marcha atrás al patio la camioneta que conducía y fue sorprendido por el asesino que lo esperaba escondido. Al descender recibió siete disparos, cinco de ellos en el pecho.
Según las pesquisas, Guineo habría sido quien llegó al lugar junto a un cómplice que lo acompañó. Ambos habrían llegado al domicilio caminando y huyeron a pie después de matar a Díaz.
Ni bien se conoció el homicidio, personal de la Brigada comenzó con las averiguaciones que incluyeron la recepción de distintos testimonios y registros de cámaras de seguridad.
Los sabuesos policiales dirigidos por la fiscal general Camila Banfi y el funcionario Cristian Olazábal, direccionaron rápidamente la investigación hacia el sospechoso Guineo.


allana_7.jpg
Dos de los allanamientos se efectuaron en la ladera del cerro situado sobre la Calle 1, a pocos metros de la casa del albañil asesinado. <br><br>
Dos de los allanamientos se efectuaron en la ladera del cerro situado sobre la Calle 1, a pocos metros de la casa del albañil asesinado.


DETENIDO
Con todas las pruebas a la vista los fiscales solicitaron seis órdenes de allanamientos que fueron autorizados por la juez penal Daniela Arcuri. Los mismos se desarrollaron a partir de las 20:30 de ayer en distintos sectores de la zona sur de esta ciudad. Todos los domicilios correspondieron a integrantes de la familia Guineo.
Dos requisas se efectuaron sobre la calle 1 al 3.000, otros dos sobre la ladera del cerro que divide el San Cayetano con el Máximo Abásolo, el quinto sobre la avenida 10 de Noviembre al 1300 -donde vive la madre del sospechoso- y el sexto operativo se cumplió en la calle Florencio Sánchez al 3.400 del Ceferino Namuncurá.
En este último procedimiento los fiscales confirmaron que se encontraba Guineo y solicitaron una ampliación judicial para requerir su detención en relación al asesinato. En este domicilio además los investigadores secuestraron teléfonos celulares, vainas de proyectiles que tendrán que ser cotejadas con las halladas en la escena del crimen, y las prendas de vestir que habría utilizado el autor de los disparos.
Durante la mañana de hoy el presunto homicida será sometido a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico