Ante el Zika habrá medidas especiales durante Juegos Olímpicos en Brasil

Las autoridades de Río de Janeiro anunciaron medidas especiales para evitar la propagación del virus del Zika durante los Juegos Olímpicos que se celebrarán este año.

El brote de la enfermedad, vinculada con graves malformaciones congénitas, preocupa enormemente a las autoridades brasileñas.
Las inspecciones de las instalaciones olímpicas empezarán cuatro meses antes del comienzo del campeonato - apertura: 5 de agosto de 2016, clausura: 21 de agosto- para eliminar los lugares de cría del mosquito Aedes Aegypti, portador del virus. También se llevarán a cabo barridos diarios durante las competiciones.
Sin embargo, las autoridades no planean fumigaciones masivas por los efectos que podrían tener sobre la salud de atletas y público.
El ministerio de Salud de Brasil espera que las temperaturas más bajas y la menor humedad del mes de agosto, cuando se celebran los Juegos, ayuden a contener el virus por la menor presencia de mosquitos en ese período, según publicó la BBC.

EL ZIKA
El virus zika es causado por la picadura de un mosquito y se cataloga como un arbovirus perteneciente al género flavivirus, que son aquellos que animales invertebrados como zancudos y garrapatas le transmiten al ser humano.
El zika es similar al dengue, la fiebre amarilla, el virus del Nilo Occidental y la encefalitis japonesa. Se transmite tras la picadura de un mosquito del género aedes, como el Aedes Aegypti, que causa el dengue.
Generalmente, los síntomas duran entre cuatro y siete días y pueden confundirse con los del dengue.
En los casos en los que las señales que revelan la enfermedad son moderados, la persona puede tener fiebre de menos de 39°C, dolor de cabeza, debilidad, dolor muscular y en las articulaciones, inflamación que suele concentrarse en manos y pies, conjuntivitis no purulenta, edema en los miembros inferiores y erupción en la piel, que tiende a comenzar en el rostro y luego se extiende por todo el cuerpo.
Con menos frecuencia se presentan vómitos, diarrea, dolor abdominal y falta de apetito.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico