Ante nuevos casos de Gripe A, padres de chicos de las escuelas 126 y 43 irán hoy a la Supervisión

Numerosos padres de estudiantes de la Escuela 126 de Kilómetro 8 se enteraron ayer por la mañana que una alumna de sexto grado contrajo Gripe A o Influenza y decidieron retirar a sus hijos por temor al contagio. A pesar de que la directora no suspendió las clases, padres del turno tarde tampoco enviaron a sus hijos. Una actitud similar ocurrió en la Escuela 43 del barrio Mosconi, donde un estudiante de cuarto grado contrajo la enfermedad. Padres de estudiantes de ambas escuelas hoy reclamarán ante Supervisión de Escuelas la desinfección total de los edificios y en caso de que sea necesario pedirán que se suspendan las clases.

A medida que se conocen más casos de Gripe A en Comodoro Rivadavia parece primar entre muchos padres de alumnos un desconocimiento que puede derivar en una psicosis. Ello puede además llevar a tomar decisiones apresuradas respecto a cómo asumir las prevenciones respecto a la enfermedad.
Los dos nuevos casos de Influenza conocidos ayer generaron que muchos padres no llevaran al colegio a sus hijos o que fueran a retirarlos. Incluso, varios de ellos se autoconvocaron para concurrir hoy a Supervisión de Escuelas para reclamar –según definieron ellos- mayor prevención.
La madre de una alumna de 6° grado de la Escuela Provincial 126 de Kilómetro 8 informó a las autoridades escolares que los médicos le confirmaron que su hija había contraído un virus.
A medida que otros padres se fueron enterando en la puerta del establecimiento, decidieron retirar a sus hijos a pesar de que el colegio cumple con el protocolo que se indica para estos casos.
Incluso, muchos padres del turno tarde donde concurren los primeros grados tampoco dejaron ingresar a sus hijos, aunque el colegio estaba en funcionamiento normal.
La directora Miriam Corbera explicó en Radio del Mar que respecto al caso de la alumna "los estudios todavía no determinan el tipo del virus ni el certificado médico oficial con el tipo de virus".
También "existe un caso de una nena de quinto grado que tiene micoplasma, que es una enfermedad respiratoria contagiosa pero tampoco tenemos un certificado médico”, agregó la docente. En ese sentido, "desde el Ministerio de Salud recibimos un protocolo donde por más que tengamos un certificado, la suspensión de actividades no es la medida correcta. La suspensión se hizo en 2009 cuando todavía no se conocía cómo se comporta y se ataca el virus, por lo que ahora se considera que cerrar la institución no es la medida correcta”, reiteró.
La madre de un estudiante de quinto grado, Roxana Matus, contó su preocupación a El Patagonico y fue una de las mamás que retiró a su hijo por temor. Ella confirmó que a las 8 se juntarán en la puerta de la escuela con los padres y se dirigirán a Supervisión para reclamar “una desinfección total del colegio”.
Además ayer juntaron firmas para entregar una especie de petitorio a las autoridades de Supervisión.
La mujer advirtió: “hasta que Supervisión no mande a desinfectar la escuela, no lo mando a mi hijo”. Entre sus argumentos indicó que el establecimiento que está en el ingreso del barrio Don Bosco cuenta con una matrícula de 600 alumnos y que no basta con solo limpiar con lavandina.

TAMBIEN EN LA 43
La directora de la Escuela 43, Adriana Vera, confirmó a El Patagónico que en ese colegio: “hay un caso confirmado (de Gripe A) pero no tenemos el certificado del Hospital Regional”. Contó que la madre de un alumno de cuarto grado del turno mañana informó el martes que el chico había contraído la enfermedad, y aseguró que tampoco hacía falta interrumpir las actividades escolares.
Mientras tanto, los padres comenzaron a comunicarse por las redes sociales y a cuestionar que no se suspendió el dictado de clases. Además, se organizaron para presentarse hoy a las 9 ante las autoridades de Supervisión de Escuelas. Lo harán en conjunto con los padres de la Escuela 126.
Vera recordó que ya el año pasado tuvieron un caso de Gripe A y que un especialista en enfermedades prevalentes y su equipo brindaron una charla respecto a la enfermedad y sus recomendaciones, donde asistieron pocos padres. Por ello, esa charla tratará de volver a organizarse en los próximos días para que los padres conozcan sobre los pormenores de la afección propia de esta época.
Ante el caso de Gripe A, en la Escuela 43 extremaron las prevenciones y se limpian en forma periódica los baños, los bancos, picaportes y se utiliza alcohol en gel. Los alumnos además deben llevar sus propias tazas para evitar contagios, y se recomienda a los padres que si el niño o la niña están resfriados evite mandarlo al colegio.
La directora señaló que cumplen con el protocolo y este caso de Gripe A “no amerita una desinfección de la escuela” como la piden los padres. Para ello, existe un calendario de desinfección que se cumple a rajatabla, sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico