Antonio Nieves recibió un tiro en la cara cuando tomaba mate dentro de su casa

El jefe de la conflictiva familia del barrio Quirno Costa tomaba mate con otro hombre el martes a las 22:30 cuando su vivienda de la calle Código 513 fue atacada a disparos. Uno de los plomos le ingresó cerca del ojo izquierdo y le atravesó el maxilar, para terminar alojado en el parietal derecho. La policía teme que los tiroteos recrudezcan. Ayer a la mañana mientras los comisarios se reunían en la Unidad Regional, se produjo otro tiroteo en la zona alta de la calle Mburucuyá en el barrio La Floresta.

El martes por la noche, Antonio Oscar Nieves (52) sufrió un tiroteo en su vivienda de Código 513 sin número. Según pudo recabar El Patagónico, Nieves estaba tomando mates con un hombre en el interior de la vivienda de chapa y madera que la Municipalidad le intentó tirar abajo en más de una oportunidad, pero que logró mantener en pie.
Eran las 22:30 cuando escuchó una serie de disparos. Nieves no alcanzó a esconderse y uno de los plomos de 9 milímetros atravesó las paredes de chapa y se le incrustó en la cara.
El plomo ingresó cerca del ojo izquierdo y recorrió todo el maxilar para quedar alojado en el parietal derecho. El proyectil perdió fuerza al atravesar las paredes y también por la distancia desde la que fue disparado, si no hubiese sido mortal para Nieves, evaluó la policía. El herido fue trasladado en un vehículo particular al Hospital Regional.
Personal de la Seccional Cuarta intervino en el lugar del ataque. Al llegar, los efectivos se encontraron con un vecino que le indicó que estaba con Nieves en la precaria vivienda cuando escucharon varias detonaciones.
Según informaron desde la Seccional Cuarta, se constató la presencia de varios orificios de bala en la vivienda y se secuestraron al menos cinco vainas servidas.
Tomaron intervención el Ministerio Público Fiscal y la Brigada de Investigaciones. Ayer Nieves todavía se encontraba internado en el Hospital Regional aunque fuera de peligro. De todos modos, era evaluado por especialistas ya que corría riesgo su ojo izquierdo, se indicó.
La policía trata de establecer quién o quiénes fueron los autores del tiroteo contra los Nieves, una familia controvertida y señalada por los actos vandálicos atribuidos a algunos de sus integrantes. En 2013, según la Fiscalía, ya acumulaban más de 100 denuncias entre todos sus integrantes.

IMPULSA UNA DENUNCIA
La víctima de la agresión del martes, Antonio Nieves, había denunciado públicamente ante El Patagónico a principios de agosto que el procedimiento que llevaron a cabo los integrantes de la Secretaría de Seguridad Municipal para desalojarlo había sido ilegal y por ello había radicado una denuncia en el Ministerio Público Fiscal.
Nieves en esa oportunidad dijo que las autoridades no presentaron ninguna orden de desalojo firmada por un juez penal. Mientras, desde la Secretaría de Seguridad habían dejado en claro que actuaron en cumplimiento de la ordenanza 10.417/12.
Nieves afirmó que los dos lotes que ocupa frente a "La Saladita" los compró hace cinco años a un particular. "Lo hago responsable al intendente (Carlos Linares) que su gente vino a romperme todo y le hice la denuncia (...). Ellos no pueden decir que es un aguantadero porque yo tenía a la piba mía embarazada, me la sacaron para afuera y tiraron todas las cosas", sostuvo en esa ocasión.
La denuncia penal incluye además del intendente, a los responsables de Seguridad, Antonio Zúñiga y Héctor Quisle, ex comisarios de la Policía del Chubut.
"Los denuncié porque vinieron sin orden. Ellos saben bien que por ley tienen que traer una orden y una notificación de un juez unos días antes. La denuncia fue contra el intendente, él sabe bien que es su gente. Que yo tenga problemas con alguno de los chicos no quiere decir que mezclen a toda la familia", dijo y anticipó que no se iría del lugar. El martes a la noche casi lo mata un disparo.

VIVIR CON TEMOR
Los que sufren son los vecinos que cada vez que escuchan los tiros se tienen que tirar al suelo por miedo y piden hace tiempo que la familia se vaya del lugar, incluso han juntado firmas.
Los integrantes de la familia Nieves tienen enfrentamientos con otras bandas de otros barrios, entre ellos un grupo de la zona alta de La Floresta y un grupo del Isidro Quiroga. Ayer a la mañana en la zona alta Mburucuyá del barrio La Floresta hubo disparos y se teme que los tiroteos recrudezcan. Ocurrió cuando en la Unidad Regional ayer a la mañana se reunían los jefes de las comisarías para recibir directivas.
El 8 de diciembre, un tiroteo similar al que sufrió ayer la casa de Nieves, terminó con la vida de una inocente, Tamara Anahí Copa, una mujer que amamantaba a su bebé en una casa vecina.
Por su asesinato fueron condenados Rodrigo Soto y a Diego Serrano quienes estaban enfrentados contra los Nieves. "No queremos que a nadie le pase lo de Anahí", dijo ayer un vecino que pidió el resguardo de su identidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico