Apadrinados: testigo policial confirmó reunión entre el cabecilla y empresarios

El juicio oral y público por la denominada causa "Apadrinados" continuó ayer en el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia y en ese marco declararon 7 testigos que fueron ofrecidos por las partes. El primero de ellos confirmó una reunión de Claudio "Cabezón" Morales con empresarios locales, a quienes vigiló durante una reunión que se mantuvo en un café próximo a la Municipalidad.

La segunda jornada del juicio oral y público de la denominada causa "Apadrinados" se llevó a cabo ayer en la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal (TOF). El debate está presidido por el juez Pedro José de Diego y el cuerpo colegiado se completa con los jueces Enrique Jorge Guanziroli y Nora Cabrera de Monella. El Ministerio Fiscal fue representado por el fiscal general, Teodoro Nürnberg, y como fiscal adjunto actúa Mariano Sánchez.
Los procesados son asistidos por los defensores particulares Marcelo Quinteros, Guillermo Iglesias, Daniel Fuentes, Sergio y Francisco Romero, y los defensores públicos Sergio Oribones y Verónica Castillo.
Hay que señalar que a esta instancia de juicio llegaron 17 personas procesadas por el delito de comercio agravado de estupefacientes, entre quienes se encuentra una sola mujer. Ella y otros cinco procesados están en libertad, mientras que los demás vienen cumpliendo prisión preventiva desde junio de 2014.
En tanto, 6 de los procesados asisten al debate a través del sistema de videoconferencia desde Esquel, donde se encuentra detenido Morales, a quien se lo vinculó con empresarios locales y funcionarios políticos, lo cual sirvió de nexo para la apertura de la causa --que todavía se encuentra en instrucción-- que investiga lavado de dinero y evasión de impuestos.

SEGUIMIENTO POLICIAL
Ayer declararon 7 testigos que fueron ofrecidos por las partes, algunos de los cuales en forma conjunta entre la defensa y la fiscalía, como lo fue la del policía que se desempeñaba en la División Drogas Peligrosas y tuvo entre sus tareas el seguimiento y vigilancias de 6 procesados, entre ellos Morales.
Al respecto, el oficial declaró sobre los dos allanamientos de los que participó como escribiente, aunque lo más destacado fue cuando se refirió al contenido del informe descripto en la foja 1,250 de la causa. Allí se refirió a la confirmación de una reunión que se desarrolló en un café de avenida Rivadavia al 200.
Su misión era confirmar si Morales estaba allí y con quién se encontraba reunido, algo que finalmente chequeó el policía. "Estaba reunido con Pagano", dijo y en otro tramo de su declaración describió que el imputado tenía varios domicilios y se movilizaba en distintos autos: "una Toyota SW4, dos Volkswagen Bora y un Chevrolet Celta".
Su tarea también consistía en la transcripción de las escuchas telefónicas y de los mensajes de texto que se enviaban los procesados.
El debate continuará hoy, mañana y se retomará la semana que viene.

LA CAUSA
Hay que recordar que la investigación se inició el 22 de octubre de 2013 y finalizó el 10 de junio de 2014. Empezó con el seguimiento e intervención telefónica de la única mujer que figura en el expediente, quien durante los casi 8 meses de seguimientos residió en los barrios Ceferino, José Fuchs, Máximo Abásolo, Próspero Palazzo y Kilómetro 8.
A través de ella se llegó al resto de los integrantes, lográndose secuestrar –en los procedimientos que se realizaron en los barrios Pueyrredón, Centro, Ciudadela, José Fuchs, 30 de Octubre, Laprida, Las Flores, Máximo Abásolo, Isidro Quiroga, San Isidro Labrador, San Martín y General Mosconi, además de otros dos en el barrio Don Bosco de Esquel-- 58 kilos de marihuana, 105 tubos de cocaína denominada "alita de mosca", armas de fuego y municiones de distintos calibre, junto con vehículos y cerca de 200.000 pesos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico