Apareció un ballenato muerto en El Doradillo

El ejemplar de unos 3 metros de largo apareció sin vida en una de las cuevas. Turistas que pasaron por allí manifestaron a El Patagónico su preocupación y desde el Área Natural Protegida se brindaron explicaciones.

Turistas que pasaron ayer por la zona de El Doradillo, adonde se acercaron para poder ver las ballenas que son el atractivo del lugar en esta época, se vieron sorprendidos al encontrar un ballenato muerto en la cueva de la primera bajada de la playa.

Ante la preocupación, Javier -uno de los integrantes de la familia -decidió comunicarse con El Patagónico para dar a conocer la situación: "estaba viajando con mi familia, fuimos a la playa y vimos un ballenato muerto hacía muy poco tiempo y resulto ser la atracción del día de la gente que pasaba por allí para ver a las ballenas", indicó.

Asimismo indicó que "se nota que alguien aprovechó el momento y carneó una porción de la ballena. No podría decir si el animal estaba vivo, pero se notaba muy fresco el cadáver. Nosotros estuvimos a las 13:30 por el lugar y la temperatura de unos 12 grados pueden haber mantenido por más tiempo al animal sin que se pudra", señaló preocupado.

ballenato 5.jpg

Ante esta situación, María Cabrera -directora de Conservación de la Secretaria de turismo de Puerto Madryn- explicó a este medio la presencia del ballenato se detectó el viernes de la semana pasada, pero aclaró que pudieron ir hasta el lugar debido a las intensas lluvias que impidieron transitar por la Ruta 42 en acceso a El Doradillo.

"Cuando finalmente pudimos pasar, constatamos la muerte del ballenato pequeño e informamos a las autoridades competentes de fauna, para poder realizarse la necropsia, que es lo que habitualmente sucede", dijo la especialista, quien dejó en claro que se trata de una muerte natural.

Debido a la preocupación de muchos turistas, también se explicó que el ballenato estaba en un importante grado de descomposición y que el faltante de parte del cuerpo del animal es parte de la necropsia que se realiza, para lo que se toman muestras de grasa, carne y piel.

ballenato playa 2.jpg


Respecto de las causas que podrían haber provocado la muerte del ballenato, Cabrera aseguró que es absolutamente normal en esta época y que "como en todas las especies animales en vida silvestre, un porcentaje de los que nacen se mueren por causas naturales. Es una de las formas que tiene la población para controlar su tamaño", afirmó.

Por último, se explicó que cada vez que se registra la muerte de ballenato, en algunos casos se entierran y en otros casos se envían a los cuencos, un sector del basural, especial para este tipo de residuos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico