Apartaron al policía de Camarones y pidieron su disponibilidad preventiva

Desde la Unidad Regional Comodoro Rivadavia confirmaron que el policía investigado por abusar sexualmente de una adolescente en Camarones fue separado de su cargo y sacado de la localidad. Las autoridades policiales además pidieron su pase a disponibilidad preventiva, lo que deberá decidir la jefatura de la fuerza.
Mientras la justicia de esta ciudad avanza en la investigación por el presunto abuso sexual de una chica de 15 años que involucra a un suboficial de la Policía de Chubut que se desempeñaba en la localidad de Camarones, el empleado ya fue apartado de la comisaría donde prestaba servicio, como primera medida para evitar inconvenientes con los habitantes del pueblo.
Por otro lado, la propia jefatura de la Unidad Regional confirmó a El Patagónico que requirió el pase a disponibilidad preventiva del policía. La situación administrativa es analizada por la jefatura de la institución que en las próximas horas haría lugar al pedido debido a la grave situación.
A raíz de una denuncia por el delito de grooming -uso de fuentes informáticas para engañar a menores de edad para luego abusar de ellos- que efectuaron el martes al menos cuatro adolescentes de esa localidad se inició una primera investigación contra el uniformado.
Una de las denuncias se desechó debido a que la víctima tiene 18 años y no se configura tal delito además de otros aspectos de ese tipo de ilícito.
Sin embargo, fuentes oficiales precisaron que la Fiscalía avanzó con los restantes casos de posible grooming.
Según las pruebas recolectadas por los fiscales intervinientes, el efectivo habría enviado mensajes a través de una cuenta de Facebook con identidad falsa a distintas adolescentes.
"Hola linda ¿cómo estás?" o "me gustás mucho", habrían sido algunas de sus insinuaciones. También les envió mensajes de ese tenor a los respectivos teléfonos celulares de las víctimas.
Pero la denuncia más grave la radicó ese mismo día una chica de 15 años, quien se presentó junto a una persona mayor que no era ninguno de sus padres. De acuerdo a su relato, la chica aseguró que había sido violada una noche de fines de octubre cuando salía de la iglesia.
Dijo que eran las 23 cuando fue interceptada por el suboficial que llevaba puesto el uniforme y la condujo hacia una casa abandonada cercana al gimnasio municipal del pueblo. Según el mismo relato, fue sometida sexualmente y después de 20 días se animó a contar lo sucedido.
El estudio ginecológico no arrojó certezas del abuso, aunque restan concretar una serie de pruebas como la entrevista con la psicóloga forense. La denunciante se encuentra en Comodoro Rivadavia junto a su madre para cumplir todas las medidas solicitadas por el Ministerio Público Fiscal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico