Apuntó a un policía cuando lo identificaban y terminó preso

Dos conocidos habitantes del barrio La Floresta fueron apresados ayer por la tarde luego de que uno de ellos intimidara a la policía con una pistola 9 milímetros. Los sujetos que tendrían intenciones de robar en la esquina de Rivadavia y Araucarias, fueron perseguidos y atrapados en el ingreso a un domicilio.

Semanas atrás se registraron una serie de robos a automovilistas y motociclistas cuando se detenían en el semáforo de Rivadavia y Araucarias. Y no hace mucho un hombre en moto fue derribado para ser despojado de sus pertenencías. En esa esquina también funciona una parada de colectivos y tampoco faltan los arrebatos.
Sabiendo esto, el personal de la Seccional Cuarta recorre a diario el sector para evitar delitos. Ayer finalmente las tareas dieron sus frutos y personal policial logró detener a dos sujetos que estaban en actitud sospechosa.
Según se informó, en el momento en que los agentes intentaron identificar a los sospechosos, uno de los individuos extrajo una pistola y apuntó a los efectivos. Eran las 18:40 y lejos de asustarse los uniformados, a cargo del oficial inspector Eduardo Blanco, iniciaron la persecución de los presuntos delincuentes que corrieron en dirección a la parte alta del barrio Las Flores.

SE RESISTIERON A LA DETENCION

Finalmente, en su huida los jóvenes llegaron hasta la calle Huergo al 2.600 y fueron alcanzados y reducidos por los efectivos. Al mismo tiempo llegaron refuerzos de la Seccional Segunda y la zona quedó rodeada de policías.
Uno de los sujetos, posteriormente identificado por las fuentes oficiales como Sebastián Rodrigo Soto, de 22 años, intentó introducirse a una vivienda cercana a la suya pero no tuvo suerte: el hombre llevaba una pistola 9 milímetros cargada y luego de un forcejeo fue aprehendido en el ingreso a esa vivienda. Mientras tanto, su acompañante Jorge Palomo, de 18 años, se resistió a la detención, explicaron las autoridades policiales a El Patagónico.
De esa forma, ambos habitantes del barrio La Floresta fueron trasladados a la dependencia policial en averiguación de los delitos de abuso de armas, para Soto –según reprime el artículo 189 bis del Código Penal-, y atentado y resistencia a la autoridad, para Palomo.
Según indicó la policía, los jóvenes ya han sido detenidos en reiteradas oportunidades en la comisaría del barrio del Quirno Costa por cometer ilícitos contra la propiedad, como así también por portar armas en la vía pública y tener conflictos con otros bandos de esa zona de Comodoro Rivadavia.
Tanto Soto como Palomo hoy en horas de la mañana serán sometidos a la audiencia de control de detención en la Oficina Judicial, donde serán imputados por el Ministerio Público Fiscal.
Desde la Seccional Cuarta destacaron la actitud y prestancia de los empleados policiales que lograron detener a los sospechosos, quienes habrían estado por cometer un robo sobre la vía pública.
La Policía Científica, en tanto, se encargó de secuestrar el arma. Tenía varios proyectiles en el cargador y estaba lista para ser disparada, precisaron las mismas fuentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico