Apuran reunión en AFA para intentar el acuerdo

Hoy se realizará el cónclave entre clubes de Primera y del ascenso. Los ítems a debatir son la rescisión del contrato de Fútbol para Todos y AFA, aprobación de un nuevo estatuto que esté a tono con las sugerencias de FIFA, incorporación de una Superliga dentro de AFA, con reglamento y forma de disputa que será convenido en un futuro y llamado a concurso de oferentes o licitación, para la cesión de los derechos audiovisuales de los clubes de Primera.

Los dirigentes de algunos clubes de Primera División y una representación de entidades del ascenso se reunirán hoy para intentar destrabar la situación conflictiva que se vive en AFA y así permitir el retorno oficial de la actividad futbolística.
En principio, el cónclave será mantenido en el edificio de la calle Viamonte al 1300, pasadas las 18:00. Y también participarán los componentes principales de la llamada Comisión Normalizadora del organismo, designada oportunamente por el Gobierno. Es decir, Armando Pérez, en su carácter de presidente, y Javier Medín, como vicepresidente.
La idea original estribaba en que los presidentes de las 30 instituciones de Primera y un buen núcleo de los del Ascenso y Ligas del Interior se hicieran presente en la reunión. Sin embargo, el primer acuerdo al que se arribó indica que habrá "seis dirigentes de Primera y seis del Ascenso".
Sin confirmar, los clubes de la máxima divisional tendrán como escuderos a Rodolfo D'Onofrio (River Plate), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Víctor Blanco (Racing Club), Hugo Moyano (Independiente), Daniel Angelici (Boca Juniors) y Nicolás Russo (Lanús).
En tanto, por las instituciones del Ascenso y de las Ligas del Interior estarán, entre otros, Claudio Tapia (titular de Barracas Central), Daniel Ferreiro (vicepresidente de Nueva Chicago y voz cantante de la Primera B Nacional) y Javier Marín (como presidente de la mesa de la divisional de la B Metropolitana).
Distintos nudos centrales atraviesan hoy las diferencias entre las dos ponencias.
El grupo al que –en forma simplista– se lo puede identificar como 'Ascenso Unido' pretende tratar cuatro puntos básicos en una única jornada en la que debería constituirse la Asamblea (a la que consideran vigente y soberana, además de compuesta por 72 miembros).
Los ítems a debatir son la rescisión del contrato de Fútbol para Todos (Estado) y AFA; aprobación de un nuevo estatuto que esté a tono con las sugerencias de FIFA; incorporación de una Superliga dentro de AFA, con reglamento y forma de disputa que será convenido en un futuro y llamado a concurso de oferentes o licitación para la cesión de los derechos audiovisuales de los clubes de Primera.
El otro núcleo, que aglutina a los directivos de los denominados clubes 'Grandes' de la Argentina más Lanús –el último campeón del fútbol local– ve con buenos ojos una reestructuración en los estatutos de AFA primero, para luego rescindir el contrato con la TV y encarar así las distintas tratativas con las empresas que –en teoría– ya acercaron propuestas para hacerse cargo de la televisación. Ellas son Fox Sports-Turner, ESPN y la novedosa Consor, que habría sido acercada a allegados a Armando Pérez, y que prometería desembolsar 336 millones de dólares para televisar al fútbol argentino.
Las dos posturas enfrentadas, con Angelici y Blanco como péndulos moviéndose de un sector a otro (ya manifestaron, por ejemplo, que no tendrían oposición en que 'Chiqui' Tapia fuese el próximo presidente de AFA), vislumbran pocas posibilidades de acuerdo inmediato.
Los clubes del Ascenso saben que –si el estatuto se modifica antes y se adapta a las pretensiones de FIFA– disminuye su representatividad y así pierden votos.
"Nos desfinanciaron y nos siguen extorsionando para que firmemos cualquier cosa", comentó el dirigente Ferreiro, respecto del comportamiento asumido por la Comisión Regularizadora de AFA que, por ejemplo, aseguró que iba a abonar 350 millones de pesos en diciembre pasado en concepto de la TV. Y los clubes todavía no recibieron ese dinero.
A todo esto, la actividad continúa frenada, los planteles de diferentes categorías (Flandria, Brown de Puerto Madryn o Colegiales, por citar algunos casos) adoptaron la postura de no entrenarse, en virtud de las abultadas deudas que se mantienen con los jugadores.
Y uno de ellos, el mediocampista de Los Andes, Luis Zeballos, escribió en su cuenta de twitter un mensaje cargado de impotencia y desesperanza: "Pasan los días y nada. Esperen hijos no tengan hambre porque todavía no resolvieron en AFA. Vergüenza".
Los días pasan, el fútbol oficialmente no comienza y desde FIFA ya "hubo recomendaciones" para que la actividad se reanude pronto: "Caso contrario, podríamos ser pasibles de sanciones", apuntó Russo.
Castigos que podrían darse, de manera palpable, en caso de que el Poder Ejecutivo decida actuar en AFA, más allá de que el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri, advirtió que el Gobierno "no pondrá un peso más en el fútbol".
La FIFA, en caso de una intervención y según lo ampara la reglamentación, podría sancionar a AFA, a nivel equipos y selecciones, por "injerencia gubernamental".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico