Aranguren prometió interceder por masivos despidos en las represas

El ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, recibió ayer en su despacho a su par de Economía de la provincia de Santa Cruz, Juan Donnini, quien viajó a Buenos Aires con expresas instrucciones de la gobernadora Alicia Kirchner de plantear la grave situación suscitada por los 328 operarios despedidos en la UTE Represas Patagónicas.

Caleta Olivia (agencia)

El funcionario santacruceño le detalló los serios problemas que traen aparejadas estas cesantías y por ello le requirió su intervención para revertirlos.
Vale señalar que el hecho de que se haya llevado a cabo esta reunión, implica que por ahora no tiene firmeza la versión que había propalado un grupo de obreros de las represas hidroeléctricas residentes en El Calafate, quienes el martes aseguraban que con la intervención de dirigentes del gremio que los nuclea, la UOCRA, se había acordado la reincorporación de todos los cesanteados.
De acuerdo al informe suministrado por la Dirección de Prensa provincial, el ministro de Energía manifestó "comprender la situación" y prometió coordinar una mesa de diálogo de la que tomen parte referentes de la UTE, de Nación y de los trabajadores, a fin de poder llegar a una efectiva solución.
Además –se indicó-, Donnini profundizó sobre la situación financiera de las empresas proveedoras de la misma UTE, que no cobran desde noviembre de 2015 y que afecta no solo a las mismas sino también a sus trabajadores y a la actividad económica de la provincia en general.
En tal sentido, Aranguren también habría prometido gestionar un acuerdo que permita la regularización de dichos pagos.
Finalmente, respecto al tema central, el titular de la cartera energética nacional habría estimado que la mesa de diálogo podría concretarse en un lapso de 72 horas (probablemente mañana), no precisándose el lugar, aunque se presume que se realizará en Buenos Aires.
A todo esto vale recordar que el conflicto laboral se registra luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenara detener las obras civiles de las represas hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz (no así las preliminares que consisten en el armado de obradores y caminos de acceso).
La medida cautelar, basada en la denuncia presentada por una entidad ambientalista conformada por abogados, tendrá vigencia hasta tanto se conozca el estudio de impacto que supuestamente pueden causar estos mega emprendimientos sobre el ecosistema de los glaciares cordilleranos.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico