Aranguren propuso suba de gas de 237% para hogares y de 500% para empresas

El ministro indicó que en el actual esquema detectó "superposición de subsidios, inequidades y regulaciones acumuladas durante años" y lo calificó de desigual porque "los hogares que no tienen acceso a la red de gas natural pagan cuatro veces más por el combustible alternativo".

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, propuso una suba de precios del gas de hasta 237% para los usuarios residenciales y de 500% para las empresas.
Según dijo el funcionario al exponer en la audiencia pública convocada por el Enargas, tras el fallo de la Corte Suprema, el Gobierno pretende aplicar un incremento "gradual" que actualice el sistema energético "distorsionado, desigual, injusto y arcaico", con el que supuestamente se encontró Cambiemos cuando asumió en diciembre pasado. Durante la exposición de casi 20 minutos, utilizó gráficos y cuadros para evidenciar las medidas a tomar.
Aranguren aseguró que en el actual esquema detectó "superposición de subsidios, inequidades y regulaciones acumuladas durante años" y lo calificó de desigual porque "los hogares que no tienen acceso a la red de gas natural pagan cuatro veces más por el combustible alternativo", como el gas licuado de petróleo. Además, lo consideró "injusto" porque "no contiene" a los más vulnerables y, por el contrario, "subsidia proporcionalmente más a los de mayores ingresos". Por último, lo describió como arcaico porque "genera poco incentivo al ahorro y se desentiende del impacto ambiental del mayor consumo de combustibles fósiles".
El cuadro Tarifas a Partir del 1/10/2016 reveló las nuevas facturas de gas que llegarán a los usuarios y empresarios, en dos etapas. En principios los residenciales con un consumo promedio de 56 metros cúbicos mensuales pasarán a pagar una boleta promedio de $ 107, sin los impuestos. Mientras que los que consuman 139 m3 por mes abonarán unos $ 371 y los que lleguen a 253 m3 recibirán una factura por $ 953. En la primera parte, el aumento "gradual" será de 237%, 176% y 122%, respectivamente. La segunda etapa prevé que la suba llegue a 297%, 235% y 174%.
Para las grandes y pequeñas empresas la situación es distinta, porque como recordó Aranguren, el fallo de la Corte solo se refirió al sector residencial, no al sector comercial. Sin embargo, el ministro no descartó revisar el incremento de hasta 500% ordenado y que será aplicado desde octubre siguiente. "Las resoluciones (para industrias) están vigentes para el servicio general P y el GNC, que se utiliza en el transporte. Vamos a escuchar las exposiciones dela audiencia para evaluar cualquier tipo de modificaciones en función de mantener un sistema coherente y homogéneo de todos los consumidores de gas natural", expresó.
Los números del gráfico Tarifas a partir del 1/10/2016 también anuncian las nuevas facturas que llegarán a los sectores productivos. Los usuarios comerciales P1 y P2, de 623 m3, desembolsarán una boleta promedio de $ 488. Los P3 que consuman 22.366 m3 recibirán facturas mensuales por $ 24.579.

BOCA DE POZO
Ante la expectativa de decenas de participantes, el ingeniero decidió finalmente mostrar los números de los costos de producción y proyectó las futuras subas. El ministro afirmó que en la Argentina se paga hoy u$s 1,29 por millón de BTU (MMBtu) en boca de pozo. También informó que de Bolivia se importa a u$s 3,56 (MMBtu); de los barcos gasíferos que llegan por Chile se baja a u$s 7,09 (MMBtu), y que el gasoil se paga al exterior al u$s 11,20.
"Queremos llevara el precio gas natural en boca de pozo a u$s 4,72", afirmó ante legisladores, ONG, empresarios y ciudadanos. "En primer término queremos pasar a u$s 3,42 y seguir evolucionando de forma gradual y previsible, con aumentos semestrales, a fin de llegar en 2019 al valor de mercado, y que cualquier otra modificación hacia arriba o abajo va a estar definido por la oferta y demanda, y que no haga falta una audiencia pública, como pidió la Corte", sostuvo el exCEO de Shell.
En los cuadros que exhibió (Precio del gas a partir de 1/10/2016) se plantean un objetivo de elevar el boca de pozo a u$s 6,8 (MMBtu) para residenciales, aunque también se incluye otros objetivo posible: aumentarlo hasta u$s 8. Todos estos escenarios se plasmaron sobre la base de la misma reducción proporcional de subsidios hasta llegar de 81% a 0%, entre octubre próximo y el de 2019.

PROPUESTA GRADUAL
La propuesta gradual, como la definieron en Energía, consta de subir el boca de pozo de u$s 1,29 a u$s 3,42 desde el mes que viene; y luego aplicar incrementos sucesivos en abril 2017, octubre 2017 y abril 2018, cuando se llegue a los u$s 4,72. Sin embargo, esa tendencia continuará en octubre 2018, abril 2019 y octubre 2019, momento en que finalmente se instalaría en u$s 6,80. Esa suba representa un incremento de 427% en dos años.
Para las zonas desfavorables con tarifas especiales Patagonia, La Pampa y la Puna, entre otras, estiman un tarifazo de u$s 1,29 en septiembre a u$s 6,72 en octubre de 2022.
"Proponemos una disminución gradual y previsible de los subsidios. Queremos que el servicio energético sea más previsible, justo y que logre generar más trabajo para todos los argentinos", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico