Argentina colocó por primera vez en su historia un bono a 100 años

La operación se enmarca en el objetivo del Gobierno "de asegurar el financiamiento en las mejores condiciones posibles para el crecimiento de la economía y la generación de empleo", señalaron fuentes oficiales.

El Gobiernio sorprendió ayer a los mercados con la colocación de 2.750 millones de dólares mediante un bono en dólares al inusual plazo de 100 años, algo que el Ejecutivo calificó como un reflejo de la confianza de los inversores.
El cupón de interés fue de 7,125% y el rendimiento de 7,9%, detalló el Ministerio de Finanzas en una nota de prensa. La operación se enmarca en el objetivo del Gobierno "de asegurar el financiamiento en las mejores condiciones posibles para el crecimiento de la economía y la generación de empleo", señalaron fuentes oficiales.
Los pedidos de inversores por el bono sumaron 9.750 millones de dólares, dijo el ministro de Finanzas, Luis Caputo.
"Una emisión de este tipo es posible gracias a que logramos recuperar la credibilidad y la confianza del mundo en Argentina y en el futuro de nuestra economía", afirmó Caputo.
Agregó que el país muestra "prudencia y responsabilidad: estamos aprovechando un momento de tasas muy bajas a nivel mundial y es importante, entonces, balancear los plazos de endeudamiento".
Con esta operatoria, Argentina es uno de los pocos países en el mundo que han emitido bonos soberanos a un siglo, junto con México, Bélgica, Irlanda, China, Dinamarca o Suecia. "Estamos más cerca de países normales como Bélgica o México que de Venezuela, con quien el gobierno anterior solía endeudarse a 5 años de plazo y a tasas de un 15%. Es un sello de confianza no sólo en esta Administración sino también en el futuro del país", agregó el titular de Finanzas.
Argentina sumará emisiones de deuda por 12.750 millones de dólares en moneda extranjera y jurisdicción foránea durante el 2017, desde los 10.000 millones previstos anteriormente, ante una firmeza del peso mayor a lo esperada, sostuvo Caputo a periodistas.
Durante el segundo semestre del año, el país estima colocar bonos en euros, yenes o francos suizos por un equivalente a 2.600 millones de dólares.
El mes pasado, Caputo había dicho que Argentina cubriría el resto de sus necesidades de financiamiento en el mercado global a través de títulos en divisas distintas del dólar tras colocar unos 7.000 millones de dólares en bonos en enero.
No obstante, las condiciones en el mercado en dólares son "demasiado buenas como para dejarlas pasar", dijo a IFR -un servicio de información financiera de Thomson Reuters- uno de los banqueros encargados de la operación.
Fuentes añadieron a IFR que los inversores contactaron al país para comprar deuda nueva. La operación se produce a poco más de un año de que la nación saliera de su incumplimiento de pagos y resalta los esfuerzos del Gobierno de Mauricio Macri para rehabilitar la reputación de Argentina como emisor.
Citigroup y HSBC fueron los bancos gestores, mientras que Nomura y Santander actuaron como encargados conjuntos.

REACCIONES
El economista José Luis Espert, evaluó en su cuenta de Twitter: "Otro Gobierno que nos endeuda hasta al caracú a tasas alucinantes". "A qué plazo y tasa nos prestan me tiene sin cuidado", analizó y consideró: "Me preocupa que no aprendamos que en 60 años tuvimos 56 de déficit con cuatro crisis homéricas".
En tanto, el ex secretario de Finanzas Miguel Kiguel analizó que es "un tema más simbólico que concreto". Al realizar una publicación en Twitter, señaló: "Para mostrar que el mercado está, si hay una expectativa de baja de la tasa de los bonos argentinos, es muy largo".
Por su parte, el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, salió a condenar la iniciativa. "Así no se puede seguir. El gobierno de (Mauricio) Macri se dispone a colocar deuda por un siglo. Sí, ¡100 años! Deuda que se va a pagar por 10 generaciones", dijo Kicillof en su cuenta de la misma red social.
Según dijo el ex funcionario y actual diputado kirchnerista, "Macri piensa emitir a una tasa que nos va a hacer pagar hasta 8 veces el capital que nos prestan".
Los operadores coincidieron en que la noticia de la emisión a tan largo plazo fue inesperada para el mercado, aunque señalaron que resultó alentador el interés de los inversores sobre la emisión.
Para Nery Persichini, economista jefe de MB Inversiones, en tanto, la tasa conseguida "está en el orden de lo que marca la curva de rendimientos, quizás un poco encima de Argentina 2046 (AA46)".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico