Argentina consolidó su potencial a fuerza de goles y se ilusiona con obtener el título

La "Albiceleste" explotó en la primera fase del certamen cada una de las situaciones que generó y que se le presentaron tanto en el debut ante Chile, frente a Panamá y Bolivia, y el mejor del mundo Lionel Messi quien retornó a la titularidad en la goleada ante Venezuela.

El seleccionado argentino de fútbol consolidó su condición de potencia futbolística en la Copa América Centenario a fuerza de goles y se ilusiona con la obtención de un título, largamente postergado, de cara a las semifinales ante el organizador, Estados Unidos.
El equipo de Gerardo Martino explotó en la primera fase del certamen cada una de las situaciones que generó y se le presentaron tanto en el debut ante Chile, frente a Panamá y Bolivia, y aún sin su mejor carta, el crack Lionel Messi quien retornó a la titularidad recién en el éxito por cuartos de final ante Venezuela.
La Argentina no fue un equipo que se llevó por delante a sus rivales, a excepción de Bolivia, aún con una formación alternativa, pero pegó en los momentos justos, tal como sucedió frente al seleccionado "vinotinto" en Foxborough, Boston.
Hasta el partido de cuartos de final, la Argentina había cosechado 10 goles y había recibido tan solo un gol, aquel del chileno José Fuenzalida en el estreno en Santa Clara. El reparto de las conquistas no ponía a los centro delanteros, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero entre los más destacados.
El "Pipita" mostró un nivel pobre, deslucido con el correr de las fechas, sin goles y el "Kun" aportó uno en la goleada ante Panamá cuando el encuentro fue resultado por la media hora de Messi en cancha.
Sin embargo, Higuaín apareció ante Venezuela con los dos primeros goles para el equipo y su cuenta personal. Las conquistas del ex River Plate aparecieron en el momento justo y fueron recibidas como una gran y grata noticia para el cuerpo técnico.
Con este último dato, Argentina, que ya contabiliza 14 goles, aumentó su favoritismo, más allá de los minutos, los últimos 15 del primer tiempo, padecidos frente a Venezuela.
Por supuesto, el punto más destacado para la Argentina reside en la recuperación de Messi, el líder futbolístico, el emblema y símbolo.
El goleador histórico del seleccionado argentino, junto con Gabriel Batistuta con 54 goles, dejó atrás la lesión en la zona intercostal izquierda, listo para hacer historia con el equipo, cada vez más cerca de ganar un título que se escapó en las finales del Mundial Brasil 2014 y la Copa América Chile 2015.
Solamente Chile, luego de la goleada 7-0 que le propinó a México en cuartos de final, puede equipar lo que hizo la Argentina hasta el momento. El equipo de Juan Antonio Pizzi también contabiliza 14 goles aunque le convirtieron en cinco ocasiones.
Argentina convierte muchos goles, pero también se precia de la valla menos vencida del campeonato. La gran actuación del arquero Sergio Romero en la Copa América tiene mucho que ver y algunos pasajes de la línea defensiva ayudaron para haber recibido tan solo dos tantos en contra.
Si bien el plantel sufrió lesiones inoportunas, como la de Angel Di María en el segundo partido ante Panamá, también vislumbró las recuperaciones de Lucas Biglia, quien estuvo a punto de no ser convocado, y Ezequiel Lavezzi, a la espera todavía de Javier Pastore.
El recambio es otro de los puntos altos del seleccionado argentino. "No hay jugadores de relleno", fue la síntesis de Martino ante una cuestión importante a la hora de ganar un campeonato.
La Argentina es un cúmulo de goles, de eficacia y explosión en ataque, y a pesar de algunos errores, de desajustes defensivos, es el mejor equipo de la Copa América Centenario, el que porta de manera consciente el rótulo de máximo favorito con los pergaminos suficientes para serlo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico