"Argentina debe debatir la posibilidad de implementar el juicio en ausencia"

El titular de la Unidad Especial de Investigación del Atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina, plantea que debe evaluarse la posibilidad de juzgar en ausencia a los ciudadanos iraníes implicados. "Quienes sostienen que este tipo de procedimientos violan los derechos de los imputados parecen no tener en cuenta a las víctimas. Abogados de la Unidad estuvieron en el Tribunal Penal Internacional de La Haya para analizar cómo avanzaron otros países en estas cuestiones", afirmó el ex senador chubutense.

El titular de la Unidad Especial de Investigación del Atentado a la AMIA, Mario Cimadevilla, consideró que "Argentina debe plantearse un debate sobre la posibilidad de establecer el juicio en ausencia" para avanzar en la resolución del ataque a la mutual judía, ocurrido en 1994 y que dejó un saldo de 85 muertos.
"Más allá de la búsqueda del esclarecimiento, tenemos que aprovechar la experiencia de la AMIA para reformular los poderes que investigan, los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad. En ese sentido, creemos que también debemos debatir la posibilidad de dar un debate sobre los juicios en ausencia. Podrían ser una herramienta para avanzar en la resolución de éste y otros hechos", señaló Cimadevilla.
En una entrevista con Télam, el ex senador nacional de Chubut por el radicalismo afirmó: "varios juristas creen que no es necesario cambiar la Constitución o modificar una ley para avanzar" con la realización de un juicio en ausencia para esta causa.
"Quienes sostienen que este tipo de procedimientos violan los derechos de los imputados parecen no tener en cuenta a las víctimas. Abogados de la Unidad estuvieron en el Tribunal Penal Internacional de La Haya para analizar cómo avanzaron otros países en estas cuestiones", apuntó.
En la investigación por el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), cinco ciudadanos iraníes (Moshen Rabbani, Barat Alí Balesh Abadi, Alí Fallahijan, Alí Akbar Parvaresh y Hadi Soleimapour) figuran como imputados y hasta ahora se negaron a prestar declaración.
El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner firmó en enero de 2013 un memorando de entendimiento con Irán para que estos acusados declararan. Pero ese documento, aprobado por el Congreso nacional, fue objetado en distintas instancias judiciales y no pudo ponerse en práctica. Al dejar de apelar ante los tribunales por su validez, el Gobierno de Mauricio Macri dejó caer ese acuerdo, que, por su parte, Irán se negó a convalidar a través de sus instituciones.
"Los funcionarios iraníes conocen la causa, por eso se planteó la idea del memorando. Creo que un proceso en ausencia nos permitiría avanzar en el esclarecimiento", subrayó.

LA FUNCION DE LA UFI AMIA

Cimadevilla aclaró que la función de la Unidad que encabeza, que posee rango de secretaría de Estado, pasa por asistir a la Justicia e intervenir como querellante en los procesos que se siguen por el encubrimiento.
"Una de las paradojas que existen en la causa AMIA es que quienes debían investigar y tenían funciones en el Estado al momento de atentado, están siendo hoy juzgados por encubrimiento", observó Cimadevilla.
Y al respecto, agregó: "me refiero al ex presidente (Carlos) Menem, el jefe de la SIDE (Hugo Anzorreguy) y el juez (Juan José Galeano). Este hecho nos obliga a plantearnos cuál es la calidad de las instituciones que tenemos y qué debemos cambiar".
No obstante, el dirigente patagónico evaluó que, ahora, se abre "un nuevo paradigma en la causa AMIA" porque "desde el Estado no existen condicionamientos a la hora de establecer la verdad. Lo que pretendemos es aportar a la verdad y darle visibilidad a la causa para que se sepa la verdad. Esa es nuestra función. Por eso trabajamos en la digitalización del expediente (tiene más de 200 mil fojas) y en un sistema que detecte por qué no se avanzó en algunos puntos oscuros", consignó.
En otro orden, Cimadevilla destacó el rol que cumplieron en esta causa las organizaciones de la colectividad judía y los grupos que representan a los familiares de las víctimas, quienes "con su lucha lograron que la investigación siguiera".
"La lucha de los familiares y la colectividad en esta causa es fundamental para mantenerla con vida. La intención es que, más allá de las diferencias, todos trabajemos por la verdad", enfatizó.
El decreto 108/2016 establece que esta Unidad, creada en 2000, se dedicará a la investigación del atentado a la AMIA, y a otras causas que puedan originarse.
En cuanto a la muerte del fiscal Alberto Nisman, que hasta enero de 2015 estaba a cargo de la UFI AMIA, dijo tener "las mismas dudas que tienen todos" sobre si se trató de un suicidio o un asesinato. "El tema deberá determinarlo la Justicia", puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico