Argentina destruyó poliovirus para erradicar la poliomielitis

Se trata de un procedimiento histórico destinado a asegurar que todas las regiones del mundo estén libres de polio.

El procedimiento se realizó recientemente en la sede de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) "Doctor Carlos Malbrán" ante el comité nacional encargado de validar los procedimientos.
"Este es un paso histórico en la lucha contra la poliomielitis, hemos destruido nuestra colección de poliovirus salvaje", destacó el Ministerio de Salud de la Nación y aclaró que en el país la enfermedad fue eliminada hace más de 30 años atrás. "Ahora lo que estamos atacando son los poliovirus salvajes, esa es la última posibilidad de que haya algo".
Por su parte, la representante de la OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham, expresó que se trata "de una gran iniciativa mundial para la erradicación de la poliomielitis. Una parte de esta iniciativa es asegurar que no haya ningún poliovirus en los laboratorios que puedan escapar y causar brotes".
"Este procedimiento representa un gran trabajo de más de nueve años para identificar todos los virus de polio que estaban en todos los laboratorios del país, recogerlos y destruirlos". Pakistán y Afganistán son los últimos países donde hay poliomielitis.
Para el procedimiento de destrucción de la colección de poliovirus salvaje se utilizó una autoclave a una presión de 1,5 atmósferas y a 123° de temperatura durante el ciclo de una hora para lograr la inactivación de la partícula viral.
Por su parte el interventor de la ANLIS, Andrés Leibovich, manifestó que "para nosotros es un día histórico porque aquí desde el año 1970 se está trabajando con el virus de polio y hoy por pedido de la OMS y por indicación del ministro hemos hecho el proceso definitivo de eliminación de lo que nos quedaba como reservorio de poliovirus salvaje".
El Plan Estratégico para la Erradicación de la Poliomielitis de la OMS tiene como objetivos detectar e interrumpir la circulación de todos los poliovirus; reforzar los sistemas de inmunización y retirar la vacuna antipoliomielítica oral; asegurar que todas las regiones del mundo estén libres de polio y los poliovirus contenidos en laboratorios con niveles de bioseguridad adecuados para 2018; y planear el legado sobre las lecciones aprendidas para alcanzar la erradicación de la polio en base a las actividades de vacunación, contención de virus en laboratorios adecuados y vigilancia epidemiológica intensificada.
En esta etapa de erradicación del poliovirus salvaje, ante los requerimientos de OMS, se tomó la decisión de destruir esos aislamientos virales por el peligro que revisten hacia el futuro, una vez que se interrumpa la vacunación antipoliomielítica.
Previamente, a fin de no perder información que forma parte del patrimonio nacional, se secuenció el genoma completo de todos estos virus aislados. La información sensible de la estructura genética de los mismos se guardará en forma segura , sin que represente un peligro biológico para la población del país.
A nivel mundial se hará un cambio sincronizado por el que la vacuna Sabin trivalente será reemplazada por la vacuna inactivada contra la polio (IPV) en las primeras dosis y la vacuna oral contra la polio (OPV) bivalente -1 y 3-. En este contexto, el próximo 29 de abril el país realizará el cambio de vacuna.
En Argentina el último caso se presentó en 1984 en Oran, Salta. El virus que generó la infección formaba parte de la única colección de poliovirus salvajes y estaba en el Servicio de Neurovirosis del Departamento de Virología del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) Doctor Carlos Malbrán.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico