"Argentina enfrenta la peor crisis ambiental de la historia", afirmó un especialista

Montenegro hizo un sombrío análisis ambiental del país al sostener que "estamos condenándonos a nosotros mismos, y a quienes todavía no han nacido".

El presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam), el biólogo Raúl Montenegro, advirtió que "Argentina enfrenta la peor crisis ambiental de su historia" y que "cada vez es más vulnerable al cambio climático y a las catástrofes químicas y nucleares".
En el marco del Día Mundial del Ambiente, que se celebra este 5 de junio, Montenegro hizo un sombrío análisis ambiental del país al sostener que "estamos condenándonos a nosotros mismos, y a quienes todavía no han nacido", y que a pesar de que "hay muchas opciones sustentables de desarrollo y de vida, la mayoría de los gobiernos y corporaciones eligen las menos sustentables".
"En Argentina, la responsabilidad es compartida por los gobiernos, que deciden obras de alto impacto ambiental y sanitario violando en forma serial las leyes, y por las corporaciones privadas, desde megamineras a sojeras, que actúan con total impunidad y sin suficiente control del Estado", observó el biólogo en declaraciones a Télam.
En ese sentido, mencionó como ejemplo los acuerdos "ilegales" con China y Rusia para la construcción en Argentina de dos nuevas centrales nucleares, e incluso extendido por 30 años la vida útil de Embalse en Córdoba, "sin estudios de impacto ambiental y sin audiencias públicas".
"El país es supuestamente federal, pero no hay ambientes federalmente cuidados. En cada provincia se masacran los ambientes nativos, y poco importa si ese mismo ambiente es destruido o protegido en otras provincias", añadió. Ejemplificó ese análisis con los ecosistemas Chaqueño, del Espinal y de los Pastizales Pampeanos, o la selva de Yungas, que "sucumben en varias provincias por falta de políticas provinciales, regionales y nacionales de protección".
"Hasta ahora solo actúan políticas comunes de destrucción. Por esta causa, Argentina ya perdió más del 80% de la superficie con bosque nativo. Un país que no respeta su biodiversidad juega con el abismo", dijo con tono muy crítico.
En cuanto a la situación de su propia provincia, no dudó en afirmar que "a nivel ambiente, Córdoba es una de las peor administradas del país, ya se exterminaron dos de los tres ecosistemas naturales que la caracterizaban. Apenas quedan superficies diminutas de los ambientes del Espinal y del Pastizal Pampeano. En 1998-2002 Córdoba llegó a tener la tasa de desmonte más alta de Argentina, de -2,93% anual, una de las mayores tasas registradas a nivel mundial".
"Insólitamente, en Argentina siguen sin ser manejadas las principales cuencas hídricas. Son irracionalmente utilizadas para la localización de grandes yacimientos mineros, negocios inmobiliarios, cultivos y bosques artificiales de pinos. La misma irresponsabilidad se registra a nivel de cuencas hídricas internacionales", sostuvo el titular de la Funam.

MINERIA Y CATASTROFES

Además de mencionar emprendimientos megamineros que afectan seriamente el ambiente nacional, Montenegro afirmó que "Argentina sigue sin tener, además, planes ciudadanos para que la población pueda protegerse de catástrofes químicas y nucleares".
El impacto accidental o deliberado de un avión comercial contra los silos secos de la central nuclear de Embalse, por ejemplo, podría provocar un equivalente a varios Chernobyl o Fukushima.
"Sus efectos podrían ser desastrosos incluso en un radio de 500-600 kilómetros alrededor de la central siniestrada", alertó.
También hizo referencia a que en el país "más de 20 millones de personas están en zonas afectadas por aplicación de plaguicidas que son, en su totalidad, tóxicos, y muchos de ellos cancerígenos", y que no hay monitoreo continuo de esos residuos, ni registro continuo de la morbilidad y mortalidad por todas las causas. Por estas y otras razones, "Argentina enfrenta la peor crisis ambiental de toda su historia, y tiene la más baja resistencia ecológica y social a las crisis climática, química y nuclear", reiteró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico