Argentina evalúa variantes de cara a una nueva definición

Tras la goleada a Estados Unidos en semifinales, que costó la baja de Ezequiel Lavezzi y Augusto Fernández, el equipo realizó una práctica de fútbol donde se observó a Javier Pastore y Nicolás Gaitán con trabajos diferenciados. En tanto que Angel Dí María va recuperando ritmo y Lucas Biglia asoma como reemplazante natural de Fernández.

Luego de la goleada sobre Estados Unidos que clasificó al seleccionado argentino a su tercera final consecutiva en tres años, la selección nacional arrancó ayer con una práctica matutina bajo el impiadoso sol de Houston, con una temperatura que en el amanecer orillaba los 30 grados, con signos de cansancio en el plantel por el esfuerzo de jugar tres días con viajes intermedios.
En ese escenario se observaron dos 'bajas en acción' ante los estadounidenses como Augusto Fernández, que permaneció sentado sobre un banco lateral al campo de juego de la Rise University, tras padecer anteanoche un desgarro grado uno en el muslo derecho que lo dejará afuera de la final del domingo.
Y el delantero Ezequiel Lavezzi con su yeso a cuestas, tras una luxo fractura del codo izquierdo por la que será atendido hoy, cuando la delegación arribe por la tarde a Nueva York, por el médico David Archeck, del hospital HSS de especialidades óseas, y allí se determinará si será necesaria una intervención quirúrgica o solamente con esta aplicación podrá ir soldando el hueso quebrado.
Otros dos futbolistas que también están recuperándose de lesiones pero pudieron trabajar diferenciado fueron Javier Pastore, quien corrió alrededor del terreno de juego y luego realizó piques cortos; y Nicolás Gaitán, quien elongó exhaustivamente y luego realizó piques cortos. Ambos se están restableciendo de sendos desgarros.
Las buenas noticias, en cambio, pasaron por lo recuperado que se mostró Angel Di María, lo que le abre una gran chance de ser titular el domingo en lugar de Lavezzi, mientras que Lucas Biglia se perfila para relevar a Fernández.
Quien también trabajó en la faz regenerativa fue Marcos Rojo, quien luego de la anticipada salida en el cotejo de anteayer por una sobrecarga en el muslo derecho generó preocupación, algo que quedó disipado ayer por la mañana de Houston.
De esta manera, con el "Fideo" Di María anotando tres goles (su equipo ganó 4 a 2) en un minipartido jugado en un cuarto de cancha, el seleccionado argentino, a cuatro días de la final en el estadio Giants, de Nueva Jersey, está preparado para alinear a Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori y Marcos Rojo; Lucas Biglia, Javier Mascherano y Ever Bnega; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Di María.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico