Argentina paga una de las naftas más caras de Latinoamérica

Las diferencias que surgen entre los estándares internacionales y el precio que cada país fija, depende de la capacidad de cada estado para subsidiar o cargar de gravámenes la venta de combustibles.

El sitio GlobalPetroprices.com publicó un informe con los valores de los combustibles en cada país, y los recientes aumentos establecidos por la administración de Macri llevaron a la Argentina a encabezar la lista de países sudamericanos en relación al precio por litro, después de Uruguay.
"No hay diferencia sustancial en estos precios entre los distintos países. Como regla general, los países más ricos tienen los precios más altos, mientras que los países más pobres y los países que producen y exportan petróleo tienen precios significativamente más bajos", explica el sitio a partir de la información obtenida.
"Las diferencias de precios entre países se deben a los diferentes impuestos y subsidios para la gasolina", especifica el informe.
Las diferencias que surgen entre los estándares internacionales y el precio que cada país fija, depende de la capacidad de cada estado para subsidiar o cargar de gravámenes la venta de combustibles.
Tras el anuncio de la suba del 100% en boletos de trenes y colectivos, y luego del aumento de las naftas, que ya acumula un 20% en el año, el gobierno de Mauricio Macri autorizó la suba de $1 el metro cúbico de Gas Natural Comprimido (GNC) a $3,20.
El mes comenzó con incrementos y ahora llegó el turno del Gas Natural Comprimido. Hasta hace unas horas, se pagaba $1 por metros cúbicos al distribuidor mayorista, de ahora en más se pagará $ 3,2. En porcentaje el aumento implica una suba de 220%.
Desde el Sector Petrolero anunciaron un alza del GNC debido a que el Gobierno dispuso una suba del precio mayorista, situación que se suma al resto de los incrementos de las tarifas en combustible que ya comenzó a regir.
El incremento de la nafta, que es el tercero en lo que va del año, acumula un promedio de 19,10 por ciento, fue aplicado por las compañías Shell, YPF, Petrobras, Axion y Oil, y responde al criterio del gobierno de compensar, parcialmente, la devaluación del peso en relación con el dólar.
El porcentaje de incremento es un promedio a nivel nacional, por lo que puede haber casos, ya sea lugares o productos, por encima o por debajo.
Según publicó ayer el diario Ambito Finnciero, desde hace días, las conversiones de autos a GNC se encuentran estancadas, lo que en el mercado se adjudicó principalmente a las versiones sobre el aumento que se avecinaba en el valor del gas y se concretó este viernes, además de la suba de precios generalizada que afecta los bolsillos de los consumidores.
Por estos motivos, el mercado de GNC ya transitaba un momento de quietud, que en los primeros tres meses del año no pudo despegar de las 10.000 conversiones mensuales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico