Argentina tomó una ventaja importante sobre Gran Bretaña y se acerca a la final de la Davis

Primero, Juan Martín Del Potro venció a Andy Murray por 6-4, 5-7, 6-7 (5-7), 6-3 y 6-4, y luego Guido Pella le ganó a Kyle Edmund por 6-7 (5-7), 6-4, 6-3 y 6-2. Hoy desde las 10 se jugará el partido de dobles, donde los británicos asoman como favoritos para descontar en la serie.

El equipo de Copa Davis de la Argentina alcanzó ayer una ventaja casi decisiva sobre Gran Bretaña de 2-0 en la semifinal que animan en Glasgow, merced a los triunfos de Juan Martín Del Potro sobre Andy Murray por 6-4, 5-7, 6-7 (5-7), 6-3 y 6-4, y luego de Guido Pella ante Kyle Edmund por 6-7 (5-7), 6-4, 6-3 y 6-2.
Del Potro, nacido en Tandil y ubicado en el puesto 64 del ránking mundial de la ATP, le ganó una verdadera batalla a Murray (2) que se extendió durante cinco horas y 10 minutos, y mantuvo la incertidumbre hasta el final, ante 8.000 espectadores que colmaron la capacidad del estadio Emirates Arena, 100 de ellos argentinos.
El notable triunfo de "Delpo" fue respaldado después por el éxito del bahiense Pella (49) sobre Edmund (55), en tres horas y dos minutos de juego, y derrumbó a los hinchas británicos, quienes de a poco fueron abandonando el estadio, a medida que se acumulaban los aciertos del argentino.
Con un escenario ideal, es decir 2-0 el primer día, Argentina quedó muy cerca de consumar su acceso a la final de la Davis, instancia en la que sería visitante de Croacia o Francia, que finalizaron igualados uno a uno tras la primera jornada de la serie jugada en la ciudad de Zadar.
Como aliciente para el equipo que conduce el capitán Daniel Orsanic, se trata de la segunda vez en la historia que Argentina se pone 2-0 en una semifinal de visitante. La anterior fue en 2011 cuando se superó a la Serbia de Novak Djokovic, en Belgrado.
La eliminatoria en Glasgow continuará hoy con el dobles que, de ganarlo Argentina, consumará el acceso a la final por quinta vez en la historia, tras las anteriores en 1981, 2006, 2008 y 2011, todas con derrotas pese a que a veces se dispuso de situaciones inmejorables, como ante España en Mar del Plata hace siete años.
En el dobles, Argentina anunció a Leonardo Mayer (114) y Federico Delbonis (41), pero se presume que finalmente los que saldrán a la cancha hoy desde las 10 serán el correntino y el bahiense Pella, quien no sufrió demasiado desgaste físico en su victoria sobre Edmund.
Además, Delbonis no practicó dobles durante la semana, por lo tanto se quedaría afuera, una demostración de carácter de Orsanic ya que el azuleño fue el artífice del triunfo sobre Italia, en Pesaro, en la serie de cuartos de final jugada en julio último.
Enfrente, los británicos opondrán a Jamie Murray, cuarto del mundo en la especialidad y campeón este año en Australia y el US Open (en dupla con el brasileño Bruno Soarez), y a su hermano Andy, pese a que tras la derrota con Del Potro sembró ciertas incógnitas debido al gran desgaste físico sufrido.
De todas maneras, Gran Bretaña, el actual campeón de la Davis, está a un solo punto de perder la serie y entonces lo más lógico es que ponga hoy en la cancha a su mejor pareja, conformada por los hermanos Murray y más allá del cansancio de Andy.

PRIMERO EL GRAN 'DELPO'

La jornada en Glasgow comenzó con una sonrisa por la victoria notable de "Delpo" y finalizó con una expresión de satisfacción inocultable en el rostro de todos y cada uno de los argentinos que estuvieron en el Emirates Arena.
Es que lo bueno que hizo el tandilense no hubiera servido de mucho si Pella perdía con Edmund, y el bahiense demostró estar a la altura ya que logró su tercer triunfo como jugador de Copa Davis, donde está invicto desde que debutó este año en Gdansk, frente a Polonia, ahora con dos éxitos en singles y otro en dobles.
Pella rindió de menor a mayor para quedarse con la victoria, ya que sufrió con la derecha de Edmund en el set inicial que perdió por 7-6 (7-5) en el tie break.
El bahiense recién comenzó a imponer la potencia de su "zurda" en el segundo parcial, cuando logró el único quiebre que le permitió ponerse 6-4 y dejar el partido igualado.
Pella creció al ritmo de los hinchas argentinos, quienes lo alentaban con el clásico "Y pegue Guido pegue" y festejaba cada acierto.
El bahiense, muy tribunero, se soltó y quebró dos veces más a Edmund, así se llevó el tercer set por 6-3 y encaminó la victoria.
El argentino no vaciló en un momento difícil para un tenista que es a la hora de cerrar los partidos, y logró dos quiebres más (1-0 y 5-4) que le permitieron ganar también el cuarto set por 6-2 para sentenciar el día perfecto y también para desatar el festejo de los argentinos, que ahora sí se imponían con sus canciones.
Del Potro y Pella hicieron posible una jornada perfecta, para una serie que seguramente no se cerrará hoy con los británicos como favoritos en el dobles, con una definición que probablemente se estire hasta mañana, y en esa situación estará una vez más el aura de campeón del tandilense para ponerse el equipo al hombro.
Lo que parecía imposible hace dos meses, ahora está cercano, merced al gran regreso de Del Potro, a un equipo serio encabezado por Orsanic y con tenistas con hambre de gloria como Pella, Mayer y Delbonis, y pese a que aún falta la estocada final, Argentina ya puede permitirse soñar en grande.
Un mérito para Orsanic fue la conformación del equipo para cada serie, y en Glasgow la decisión de poner de entrada a "Delpo" para ir en busca del punto ante Murray, el segundo tenista del planeta que ayer se puso de rodillas en su propia tierra.
La historia continuará con el punto de dobles, pero Argentina, con un enorme Del Potro, quedó "match point" en Glasgow y la hazaña se presume cercana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico