Argentina ya cuenta con un nuevo tratamiento para el cáncer de pulmón más frecuente

Un estudio reveló que el tratamiento es superior a la quimioterapia para tratar casos de cáncer de pulmón avanzado y que además aumenta la sobrevida y reduce los efectos secundarios.

Un estudio presentado recientemente en el Congreso Europeo de Oncología demostró que la inmunoterapia pembrolizumab, que ya fue aprobada por la Anmat en Argentina, es superior a la quimioterapia para tratar casos de cáncer de pulmón avanzado y que además aumenta la sobrevida y reduce los efectos secundarios.
El estudio del laboratorio MSD demostró así que el fármaco pembrolizumab, que ya está aprobado como tratamiento de primera línea (es decir, el primero que se administra o el que se considera mejor) para el cáncer de piel más agresivo, el melanoma metastásico, y de segunda línea -después de la quimioterapia- para cáncer de pulmón de células no pequeñas (que representa el 85 por ciento de los casos), no sólo es bien tolerado sino que genera buenas respuestas.
Tras la presentación de esos prometedores resultados en el Congreso que se realizó ayer en Copenhague, Dinamarca, y otros que demuestran a nivel mundial que pembrolizumab es superior a la quimioterapia estándar, los expertos dicen que sería esperable que próximamente ese tratamiento sea aprobado como primera línea para cáncer de pulmón también en Argentina, como ya ocurre en países latinoamericanos como Perú.
El estudio fue realizado en 305 pacientes que tenían una característica particular en el tumor, la presencia de una expresión elevada de la proteína PD-L1, que se considera un "biomarcador" y determina qué pacientes tienen mayores probabilidades de beneficiarse, lo que ayuda a personalizar el tratamiento y lograr una mejor asignación de los recursos.
"La biomarcación es clave, dado que los tumores utilizan múltiples mecanismos para engañar al sistema inmune y gracias a estos nuevos fármacos ahora es posible identificarlos y combatirlos", explicó a Télam la jefa de Oncología del Hospital Tornú, Claudia Bagnes.
Además del aumento de la sobrevida, el estudio presentado en Copenhague demostró que el grupo tratado con pembrolizumab prolongó en cuatro meses la sobrevida libre de progresión en comparación con el grupo que recibió quimioterapia.
"En resumen, se demostró que el uso de pembrolizumab reduce un 40% el riesgo de muerte, un 50% el riesgo de progresión y causa un 50% menos de efectos adversos que la quimioterapia, generando además un mayor número y tiempo de duración de las respuestas al tratamiento", concluyó Martin Reck, jefe del Departamento de Oncología Torácica de la Clínica de Neumología Grosshansdorf de Alemania e investigador del estudio, que se publicó en el prestigioso New England Journal of Medicine.

MAS EFECTIVO QUE LA QUIMIOTERAPIA
La mayoría de los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas avanzado actualmente usa como primera línea de tratamiento la quimioterapia, que tiene varios efectos secundarios por su toxicidad, ya que se aplica cuando están debilitados a causa de la misma enfermedad.
En tanto, en los estudios clínicos pembrolizumab mostró un perfil de seguridad manejable, resultando como eventos adversos más comunes fatiga, prurito y erupción cutánea.
El cáncer de pulmón es considerado el más común y letal de todos los tumores malignos. Según datos del Ministerio de Salud de la Nación representa el 9,8 por ciento de todos los cánceres detectados a nivel local, por lo que la estimación anual es de 11.200 nuevos diagnósticos en Argentina.
Es además el cáncer que más mortalidad genera, con más de 10.500 muertes anuales, en el primer lugar para varones (7.422) y en el tercer lugar para las mujeres (3.109 muertes anuales, detrás del de mamas y de útero).
Las inmunoterapias son tratamientos que, en lugar de dirigirse a la célula tumoral o maligna, como los tratamientos convencionales, restauran o intensifican la capacidad del sistema inmunitario para combatir el cáncer.
En apenas pocos años, el rápido avance de esta disciplina produjo varios métodos nuevos para tratar la enfermedad, aumentando la potencia de las respuestas inmunitarias contra los tumores.
Esas terapias estimulan las actividades de componentes específicos del sistema inmunitario o contrarrestan las señales producidas por las células cancerosas, que suprimen las respuestas inmunitarias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico