Ariel Araneda encara un promisorio 2016

El luchador de kick boxing Ariel "El Vergonzoso" Araneda entrena preparando un año cargado de actividad.

El lasherense radicado en Comodoro Rivadavia peleará en febrero en Puerto Madryn, en marzo ante el campeón mundial Damián Segovia en su ciudad natal, y tiene prevista la revancha ante el belga Nordine Saidane a mediados de año, en Venezuela.
Araneda tuvo su última pelea en noviembre de 2015 en Bélgica, por el título intercontinental WKN de K1 ante el local Saidane, donde perdió por puntos en un combate muy equilibrado.
El 2015 fue un año de gran salto de calidad para el luchador de Las Heras, ya que tras la contienda ante el argentino campeón mundial de la disciplina Damián Segovia, donde también cayó por puntos dejando una excelente imagen a mediados de año, apareció la oferta para el título argentino ULLAMP, que obtuvo en octubre en la localidad de donde es oriundo.
Ya programado, el combate más importante, a nivel intercontinental en Bélgica, si bien no dejó el resultado esperado, fue una nueva gran experiencia para el peleador patagónico.
"Fue una experiencia muy linda. El viaje, la gente allá fue muy amable, fue un evento de primer nivel, transmitido para toda Europa. La pelea fue linda, a mi parecer fue un fallo localista, pero se dejó una buena imagen. Nos invitaron a pelear nuevamente, en eventos en Holanda, Italia, y una posibilidad de revancha, que se tendrá que arreglar", señaló.
"Estamos contentos, más allá del resultado, porque demostramos estar a ese nivel de élite, para poder pelear por títulos intercontinentales, títulos mundiales, y dejamos bien representada a la Patagonia", sostuvo Ariel Araneda en diciembre, luego de la vuelta a Argentina en diciembre.
En Bélgica, peleó ante Nordine Saidane, luchador belga con 30 peleas profesionales y otras 70 amateurs, a quien tiró en el cuarto round. Primer round de estudio, segundo con caída para el santacruceño, tercero a favor de Araneda, y quinto bastante equilibrado.
"Quizás los jueces vieron otra cosa, pero el fallo ya está, no hay que quejarse. El rival y su equipo fueron muy respetuosos, nos trataron muy bien todos, así que hay que agradecer haber sido parte de ese evento. La gente quedó encantada con la pelea, días previos la gente iba a ver los entrenamientos", recordó.
"Se hizo mucha publicidad de la contienda, fue el único evento que se realizó el fin de semana por los problemas de seguridad en Europa. Fue televisado y a la gente le gustó, le gustó el nivel de acá, escuelas de otros lados han quedado encantadas, me han propuesto ir a pelear y entrenar a otros lados como Holanda o Italia", agregó Araneda.
Este joven luchador tiene las puertas abiertas, y tras un breve descanso, ya volvió a entrenar pensando en las primeras fechas confirmadas, en Puerto Madryn en febrero, en marzo la revancha ante Damián Segovia y un posible reencuentro ante Saidane en Venezuela, previsto para mediados de año.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico