Arruabarrena dirigirá el miércoles ante San Martín

Tras el entrenamiento, el Vasco se comunicó con el presidente del club y le manifestó que sigue con fuerzas para revertir la mala racha xeneize.

Angelici viajó este mediodía a Paraguay para participar de una reunión de la Conmebol y regresaría hoy mismo. Por eso se especulaba con un posible contacto personal con el entrenador, quien deslizó entre sus allegados que en caso de no continuar desea cobrar la totalidad de su contrato de 18 meses.

Sin embargo, tras la conversación telefónica, el titular del club de la Ribera concedió que el entrenador siga al frente del equipo, cuando versiones de adentro y afuera del club daban por terminado el ciclo del 'Vasco' y anunciaban la posible llegada de Guillermo Barros Schelotto para dirigir técnicamente a Boca.

Arruabarrena dirigió este lunes el entrenamiento del plantel de Boca Juniors en el predio de Casa Amarilla, en medio de versiones sobre una fuerte interna entre los futbolistas con Carlos Tevez en el centro de la escena.

Todo esto sucedió tras la derrota ante Atlético Tucumán por 1-0 ayer en la Bombonera, resultado que dejó al 'Vasco' al borde de su salida del club de la Ribera, ya que el director técnico había acordado con Angelici el jueves pasado que si no obtenía un resultado positivo ante el equipo tucumano se iría del club.

El complicado panorama del club 'xeneize' suma además las fuertes versiones de una interna que habría estallado en el plantel entre los principales referentes (Fernando Gago, Daniel 'Cata' Díaz y Agustín Orión) contra Tevez, y que tendría como eje su estrecha vinculación con Angelici.

Antes de comenzar la práctica de este lunes, Arruabarrena estuvo reunido cara a cara con los cuatros jugadores mencionados. Tras el diálogo en los vestuarios de Casa Amarilla, el 'Vasco' salió a dirigir el entrenamiento a puertas cerradas, en lo que se interpreta como un gesto de resistencia, a la espera de un contacto con Angelici.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico