Artistas marcharon por una norma que proteja a los espacios culturales

Salieron a la calle músicos, escritores, actores, murgueros, clowns, talleristas y militantes de organizaciones sociales, entre otros. "Collage es un lugar de encuentro, de capacitación, de formación. Hay que apoyarlos, no destruirlos", plantearon.

Cintas de papel con la inscripción "clausurado" tapaban la boca de artistas y referentes de organizaciones sociales que se movilizaron ayer para pedir una ordenanza municipal que proteja en Comodoro Rivadavia a los espacios culturales y para manifestarse también contra el cierre de Espacio Collage, el centro cultural autogestionado que fue cerrado por la comuna. Entre todos sumaron unas 500 personas que hicieron un acto frente al Centro Cultural.
El municipio recrimina el estado de las instalaciones de Collage, en tanto sus administradores argumentan que avanzan con las reparaciones necesarias. Otras veces ya sufrieron clausuras y hasta salieron a denunciar el ensañamiento contra ellos y no contra los "vip" ubicados en esa zona céntrica.
"Creo que la gente tomó conciencia ante la situación del cierre de este espacio cultural independiente, porque hay que ayudarlos a que estén dentro del reglamento y no poner trabas", afirmó en diálogo con El Patagónico, Martín Damián, músico y uno de impulsores de Espacio Collage. "Nos faltan cosas, pero desde que estamos ahí -en la sede detrás del Laboratorio de Aguas en la calle Belgrano- hacemos todo lo necesario".
"Es todo un mismo edificio que nunca se dividió, está alquilado a dos inquilinos. Nos encontramos que el gas es el mismo para todo el edificio, también el agua. Con la luz pedimos nuestro propio medidor. Ahora hay obras que tienen que ver más con el dueño que con nosotros. Hicimos los tres baños necesarios, siempre hicimos, pero sólo ven lo que nos falta y no todo lo que hicimos", afirmó.

POR UNA NORMATIVA LOCAL
La convocatoria tuvo una importante concurrencia primero en la plaza de la Escuela 83 donde repartieron la Carta Abierta en Defensa de la Cultura Independiente. Después, marcharon por la calle San Martín por el carril exclusivo del transporte público para girar luego por calle Moreno, pasando frente al municipio, hasta el Centro Cultural, donde habló Nicolás Mattano, coordinador de Collage.
La movilización contó con músicos, escritores, actores, murgueros, clowns, talleristas y militantes de organizaciones sociales, entre otros. Todos han pasado por Espacio Collage en algún momento. Además, se encontraban representantes del espacio cultural La Vela Maya, un lugar similar ubicado en el corazón del barrio Abel Amaya.
"Hasta vendimos empanadas para poder pintar el lugar. El buffete era una forma de financiarnos que funcionaba los viernes y sábados, porque a los artistas no les tocamos un solo peso, y fue lo primero que nos cortaron. Después, los escenarios que fue, creo, un atentado", apuntó Damián. "Esta es una ciudad complicada geográficamente, estos espacios tienen que estar en todos lados", subrayó.
"Collage es un lugar de encuentro, de capacitación, de formación. Hay que apoyarlos, no destruirlos. Toda la gente que está en esta convocatoria pasó por Collage, sabe el esfuerzo que pusimos. Los domingos se llena de pibes, hay una varieté hermosa", añadió.
Quienes administran Collage esperan que las autoridades revisen el expediente, que colaboren para que siga teniendo la categoría de centro cultural y que avance en el Concejo Deliberante una ordenanza de centros culturales para que haya una normativa local y así no existan malentendidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico